| 7/6/2001 12:00:00 AM

La justicia cojea... ¿pero llega?

El comportamiento del juez 54 Penal del Circuito de Bogotá al dejar vencer los términos en el sonado caso de Dragacol, en el que el país perdió cerca de $20.000 millones, y hoy 8 de los 9 implicados están en libertad, es una muestra más de la desidia en algunos estamentos de la justicia. No deja de ser, por decir lo menos, sospechoso que a la justicia le sigan metiendo este tipo de goles, en especial en los casos de corrupción. Una voz de alerta para que la Procuraduría y los demás organismos de investigación logren revivir el proceso y para que otros casos, como TermoRío, por ejemplo, no vayan a correr con la misma 'suerte'.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 527

PORTADA

Ranking de las marcas más poderosas en las redes sociales 2017

Las redes sociales se han convertido en un medio de interacción de las empresas con sus audiencias. Invamer y Dinero entregan los resultados de cómo las gestionan 100 de las principales marcas del país.