| 9/24/1999 12:00:00 AM

¿Forward o backward?

Al reducir la posición propia de los bancos en dólares, los contratos cambiarios a futuro tienden a desaparecer. Paradójicamente, eran el único instrumento de especulación intertemporal con efectos estabilizadores para el mercado cambiario y, sobre todo, para la producción y el comercio exterior. Para cubrirse, las empresas aumentan su presión sobre el mercado paralelo con efectos mayores sobre la inestabilidad de la tasa de cambio. Es un error conceptual monstruoso del Banco de la República querer tapar el sol con las manos. Y el mercado lo ha interpretado como señal de desespero. ¡A corregir el rumbo!!!
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?