| 10/16/2013 6:00:00 PM

Fuera de tono

Las destempladas declaraciones del presidente Evo Morales, descalificando la Alianza del Pacífico –conformada por Colombia, Chile, México y Perú–, representan una indebida intromisión del mandatario boliviano en asuntos internos de estos países. Las teorías sobre una conspiración contra Unasur dejan mal parado a Morales, quien debería dedicarse a gobernar su país y no a dar cátedra a sus vecinos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?