Detrás de los concejales

| 12/9/2002 12:00:00 AM

Detrás de los concejales

El escándalo desatado con la presunta extorsión de un grupo de concejales de Bogotá a representantes de los vendedores ambulantes tiene profundas implicaciones. Además de las sanciones judiciales, está en juego el futuro de un ejército de subempleados y el pago de nuevos impuestos a la ciudad. Para nadie es un secreto que uno de los mayores canales de comercialización son las calles. La política distrital busca que se pague por la exhibición de la publicidad y a los trabajadores. Por eso, las empresas deberían hacer un esfuerzo, junto con el gobierno de Bogotá, para formalizar a estos miles de trabajadores y reglamentar de una vez por todas esta operación.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.