| 7/16/1999 12:00:00 AM

Decisiones a medias

¿Tiene sentido que una vez se cierra la Caja Agraria y se incurre en un enorme costo fiscal para liquidar más de 8.000 funcionarios, se contrate a la mitad de ellos en el nuevo Banco Agrario? ¿Cuánto costarán las demandas de sustitución patronal? ¿Cuánto tiempo tomarán en reproducir los vicios de la anterior institución? ¿Cuándo se conformará el viejo y devorador Sindicato? ¿Tiene sentido, además, destinar otros $100.000 millones de Finagro para crear fondos de reactivación agropecuaria en cada departamento, organizados por los gobernadores, para comprar cartera vencida de los agricultores?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?