Decisión necesaria

| 11/23/2001 12:00:00 AM

Decisión necesaria

La peor decisión es siempre la que no se toma. Si el gobierno no decide rápidamente acerca del futuro del Bancafé, todos los esfuerzos que se han hecho para su saneamiento podrían venirse a pique. El plazo para su privatización se agota, al igual que el plazo para una nueva capitalización en caso que se decida no privatizarlo. El banco requiere $370.000 millones para seguir operando, reemplazar el capital garantía y poder cumplir los nuevos requerimientos de cobertura de riesgo que impuso la Superintendencia Bancaria. Sin capital, el banco no puede crecer y su supervivencia se pone en entredicho.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.