| 7/26/2002 12:00:00 AM

Cuidado con el populismo

La propuesta de la Alcaldía de Medellín de poner a andar un banco de los pobres, orientado a la financiación de microempresas, es interesante, pero hay que mirarla con cuidado. Se ha demostrado una alta mortalidad en este tipo de empresas en sus inicios. Por eso, se requiere que este esfuerzo --para el que se han destinado $5.800 millones, pero que podrían pasar a $40.000 millones-- vaya a la par con un proceso de educación y acompañamiento, para evitar que la expectativa termine en frustración. Medellín adquirió una inmensa responsabilidad y los colombianos esperan un verdadero compromiso social y no una ilusión populista.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 530

PORTADA

Empresarios se enfrentan a la incertidumbre del proceso de paz

Aunque el Gobierno ha desestimado los riesgos, los empresarios han manifestado inquietudes en la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Además, hay tensión en el sector empresarial.