| 10/13/1998 12:00:00 AM

Buena por el Valle

A pesar de sus dificultades, el acuerdo para el pago de la deuda del Valle del Cauca tiene grandes lecciones. La primera es que los bancos pueden colaborar para lograr una solución en vez de destruirse entre sí por los recursos del deudor. La segunda es que los gobernadores pueden aprovechar la crisis para reestructurar a fondo las finanzas y recuperar la viabilidad del departamento. Y la tercera, es que el gobierno nacional puede dejar de ser el paganini de ambos. Ejemplo de acuerdo ortodoxo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?