| 10/3/2002 12:00:00 AM

Bogotá y su alcalde

Antanas Mockus obtuvo un mandato claro de los bogotanos para aumentar los impuestos y mantener el ritmo de progreso de la ciudad. Pero el alcalde no ha logrado que el Concejo apruebe su reforma tributaria. Quizá esta frustración explica el anuncio de medidas fiscales agresivas con la ciudadanía, como el impuesto a los garajes. Al mismo tiempo, se han destapado preocupantes casos de ineptitud, como el del IDU, y errores, como la falta de drenajes en la Autopista Norte. La ciudadanía se siente cada vez más agredida y quizá es hora de que el alcalde piense de nuevo su estrategia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 527

PORTADA

Ranking de las marcas más poderosas en las redes sociales 2017

Las redes sociales se han convertido en un medio de interacción de las empresas con sus audiencias. Invamer y Dinero entregan los resultados de cómo las gestionan 100 de las principales marcas del país.