| 10/29/2004 12:00:00 AM

Bancafé, en veremos

Sorprenden las declaraciones del presidente Uribe sobre abortar el proceso de privatización de Bancafé, cuando ya se habían adquirido compromisos con el FMI y se habían surtido los procesos para su venta. Además del riesgo de utilizar los bancos públicos como instrumento de favorecimiento político, es una señal muy inoportuna de cambio en las reglas del juego para eventuales inversionistas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?