| 9/2/2015 12:00:00 AM

Las carnes colombianas quieren conquistar el mundo

El pollo y la res son los principales productos cárnicos que consumen los colombianos y que ahora buscan traspasar las fronteras.

Todo el pollo y los huevos que produce Colombia se consumen dentro de sus fronteras. Este dato no es malo, pero el sector sabe que para crecer también debe mirar hacia el exterior.

Andrés Valencia, presidente de la Federación Nacional de Avicultores (Fenavi), señala que “40% del pollo que se consume en Japón es importado. Esas son unas 850.000 toneladas. Su consumo per cápita no es muy alto pero el volumen sí. Por el momento, Brasil es su único proveedor, pero ellos son muy previsivos, piensan en su seguridad alimentaria y no les gusta tener un solo proveedor”. Y ahí es donde Colombia puede entrar. Valencia señala que Colombia ya consiguió lo más difícil, el permiso sanitario para entrar al país asiático, y ahora queda negociar el arancel. Empresas colombianas y japonesas ya han entrado en contacto y están listas para hacer negocios en cuanto todo esté definido.

El avícola tiene la ventaja de ser un sector fuerte, que aprovechó para crecer en los años de protección que vivió hasta el inicio de la apertura. Sin embargo, está muy condicionado al precio del dólar, dado que la totalidad de los cereales para la alimentación de los animales viene de afuera. Un aumento del consumo nacional con el fin de aumentar la producción no resultaría suficiente porque esos pollos también deberán consumir alimento importado. Por lo tanto, es necesario empezar a exportar para recibir pagos en dólares. Abrirse paso en Japón es apenas el primer peldaño de lo que podría ser el ascenso del pollo colombiano.

Por su parte, el sector bovino ya está ganando terreno en otros mercados. Estados Unidos y la Unión Europea son los principales productores de carne, pero mientras que el primero ha reducido su hato en 7%, la UE ha llegado a su límite de producción. Según Fedegán, Brasil, Nueva Zelanda y Colombia son los países que reúnen las mejores condiciones para suplir la demanda insatisfecha.

Augusto Beltrán, secretario técnico del Fondo de Estabilización de Precios de Fedegán, dice que en el mundo hay nuevos consumidores, “como Oriente Medio y el norte de África. El mercado de Jordania se abrió hace pocas semanas y los frigoríficos ya están haciendo pedidos y este va a ser un mercado importante en el corto y mediano plazo. Otros mercados para abrir son China, Vietnam y Hong Kong, para lo cual estamos trabajando muy duro”.


Más y mejor leche

El sector lechero factura cerca de $6 billones, dice Jorge Andrés Martínez, director ejecutivo de Asoleche. Esa cifra podría crecer gracias a que el acopio total creció 5% en 2014, mientras que la comercialización de lácteos larga vida lo hizo en 8% y el de queso campesino en 10%. Sin embargo, en este último renglón, Colombia puede crecer mucho más. El país tiene un consumo per cápita que apenas supera un kilo anual, mientras que Argentina, por ejemplo, llega a los once. Las empresas lecheras son conscientes de que se debe estimular el consumo interno y buscar mejorar la balanza comercial negativa del sector. Una de las maneras de lograrlo es mediante el aumento de la calidad de la producción mediante la educación y la asesoría.

La Alquería lleva a cabo varios programas, uno de ellos en asocio con el Sena para educar a jóvenes de escasos recursos como tecnólogos en producción ganadera. La Alquería también tiene veinte escuelas de campo con las que llega a 450 productores y, además, lleva a cabo el Plan Finca, para asesorar a las familias en planeación estratégica, planes de trabajo y presupuestos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?