| 9/30/2015 7:00:00 PM

Los resultados de la apuesta de Dupont por la ciencia y la innovación

En marzo abrió en el país uno de los 15 centros de innovación y colaboración que tienen en el mundo. Los ingresos generados en sus primeros tres meses ya superan la meta del año.

Primero fue una empresa que producía explosivos, años después obtuvo reconocimiento por sus desarrollos en la industria química y ahora Dupont, una firma de 213 años de historia, decidió apostarle a la ciencia y la innovación.

El 1º de julio pasado la compañía separó su negocio químico, ahora en cabeza de Chemours –que cotiza en bolsa–, que manejará las tecnologías de titanio, químicos y floroproductos, cuyas ventas conjuntas se estiman en US$7.000 millones al año.

Por eso, en los últimos tres meses la multinacional –con presencia en 90 países– concentra sus esfuerzos en seis áreas en las que ha desarrollado desde hace varios años un amplio portafolio de productos: agricultura, nutrición y salud, materiales de alto rendimiento, seguridad y protección, biociencias industriales y químicos de alto rendimiento.

Estos seis negocios, explica José Luis Sánchez Bernal, presidente de Dupont Región Andina, se han convertido en los grandes desafíos para el progreso de la humanidad y le generaron a la compañía ventas mundiales por US$34.700 millones el año pasado.

La nueva estrategia, asegura Sánchez, hace parte de los avances que en materia de investigación y desarrollo ha logrado la compañía y de su interés por aportar en tres campos clave para el desarrollo humano: la alimentación, la energía y la protección.

La innovación seguirá siendo la clave. Dupont, que invierte este año US$2.000 millones en investigación y desarrollo –6% de sus ventas anuales–, tiene 44.000 patentes y en los últimos cuatro años logró ventas por US$9.000 millones por nuevos productos. Cada año comercializa alrededor de 1.800 nuevos productos y es reconocido por el desarrollo del nylon, la lycra y el teflón, entre otros.

En Colombia, centro de operaciones de Dupont para la región andina, las ventas de la compañía alcanzaron el año pasado los $169.532 millones, con un crecimiento de 3,3%, de acuerdo con datos de las 5.000 Empresas de Dinero. En marzo de este año, la compañía abrió en el país uno de los 15 Centros de Innovación y Colaboración Globales que tiene en el mundo, “donde los clientes y aliados de negocios tienen acceso a científicos e ingenieros a nivel mundial para desarrollar soluciones en los rubros de alimentación, energía y protección”, explica el presidente para la Región Andina.

En los primeros tres meses de operación de este centro, ya se habían registrado visitas de 70 organizaciones de distintos sectores industriales y los ingresos generados por las oportunidades identificadas en este centro habían superado la meta de todo 2015.

Con el nuevo enfoque, la compañía operará negocios para el sector de alimentación que incluyen, para la agroindustria, la provisión de semillas, productos de protección de cultivos, así como ingredientes para la fabricación industrial de alimentos –a través de Danisco, que adquirió en 2011–.

En el área de energía avanza en el desarrollo de alternativas a los combustibles fósiles y está a punto de inaugurar en Estados Unidos una planta que producirá 110 millones de litros de etanol al año a partir del bagazo de la caña y de subproductos del maíz. En el tema de seguridad desarrolla y comercializa productos para la protección personal e industrial, así como el blindaje de vehículos.

Para el presidente de Dupont Andina, la innovación seguirá siendo la brújula de los negocios de la compañía, y la apertura del centro de innovación en el país permitirá que los colombianos sean protagonistas de los nuevos desarrollos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?