| 2/18/2016 12:00:00 AM

Los más grandes desafíos para el turismo en Colombia

Tras los buenos resultados del año pasado en Colombia, en el que el turismo creció el doble del promedio mundial, el sector enfrenta grandes desafíos para 2016 marcados por el dólar y el Zika.

Varios factores sitúan a nuestro país como destino ventajoso para el mercado doméstico e internacional. Uno de los principales es el precio del dólar, que convierte a Colombia en un destino favorable para viajeros internacionales al tiempo que ofrece una alternativa económica viable para las vacaciones de los colombianos cuyos viajes a países dolarizados se tornan más costosos de lo normal.

La Organización Mundial del Turismo (OIT) reportó un crecimiento de 4,4% en el flujo de viajeros extranjeros durante 2015; pero en Colombia ese crecimiento fue de 9%, entre enero y octubre del año pasado, lo que sitúa al país en un lugar importante en el mapa global del turismo para 2016.

“Estamos aprovechando la coyuntura, invitando a turistas extranjeros que tengan interés en nichos de mayor valor para atraer más divisas al país. También fortalecimos el trabajo de promoción en las temporadas bajas de Colombia, porque coinciden con la estacionalidad de vacaciones de algunos países”, dice María Claudia Lacouture, presidente de ProColombia.

Los productos turísticos de mayor interés para extranjeros que visitan nuestro país son el turismo de naturaleza, aventura, cultura, náutico y de reuniones.

Según Gustavo Adolfo Toro, presidente de la Asociación Hotelera y Turística de Colombia, Cotelco, “de enero a septiembre de 2015 el PIB del sector creció 6,9 %, generando un valor agregado por $11 billones. Una de las principales acciones que ha influido en estos resultados es la devaluación del peso frente al dólar, debido a que las personas, a la hora de tomar sus vacaciones, ahora optan viajar por el país antes que salir de él”.

Al respecto, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo confirmó hace poco que en noviembre de 2015 se registró un crecimiento de 8,1 % en los ingresos reales de los hoteles, sector que también aumentó en 2,8% el personal ocupado en ese mismo mes, al compararlo con el mismo período de 2014.

Turismo emisor: un reto fuerte

En lo que se refiere al turismo emisor, Migración Colombia calcula que los viajes al exterior bajaron en 1,3% en la temporada de diciembre pasado, con respecto a 2014, por lo que el sector reevalúa sus dinámicas a través del establecimiento de un mayor valor agregado y la oferta de destinos con un caso de moneda similar al colombiano.

“Si bien hay afectación para el turismo emisivo, esta cifra es pequeña y la actual coyuntura se convierte en una oportunidad para que las Agencias de Viajes se vuelvan más innovadoras, busquen nuevos nichos de mercado y estrategias diferentes que les permitan seguir conquistando al colombiano que quiere viajar al exterior”, explica Paula Cortés Calle, presidente de la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo, Anato.

Otra coyuntura provechosa para el nicho es la eliminación de la visa hacia Europa. El sector calcula que a partir de la entrada en vigencia de la nueva medida que no exige Schengen para colombianos, en diciembre la salida de viajeros nacionales hacia España, Francia, Alemania e Italia, especialmente, aumentó más de 20 %.

¿En jaque por el Zika?

No se puede desconocer que la proliferación del virus del Zika ha puesto en jaque a varios destinos turísticos de Suramérica, región donde se propaga la nueva ola de la enfermedad (ver edición 486).

La alerta lanzada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha llevado a varias aerolíneas y cadenas hoteleras a flexibilizar las condiciones de sus servicios, permitiéndoles a sus huéspedes y viajeros la cancelación o aplazamiento de sus viajes, e incluso un cambio en el lugar de destino. Aunque estas medidas resultan favorables para los turistas, lo cierto es que el virus podría tener un impacto en el sector turístico

El gobierno nacional y Anato coinciden en que no tiene por qué haber restricciones en los viajes a los destinos con casos de pacientes que padecen el virus, en tanto que los viajeros que lo hagan deben informarse bien sobre las medidas de prevención de la enfermedad.

“No hay que detener los viajes, lo que hay que hacer es asesorarse con los expertos: a través de ellos el turista puede obtener la información necesaria para planificar su viaje”, asegura Cortés.

Toro, por su parte, afirma al respecto que “por el momento no hemos sentido ninguna disminución en las reservas como consecuencia del virus del Zika. Incluso, contrario a lo que se pensaría, en el Carnaval de Barranquilla los turistas no mostraron ninguna prevención contra este virus y se ha tenido una ocupación cercana a 90 %”.

Frente a los desafíos que enfrenta la industria turística en 2016, el llamado de ProColombia es a que los operadores sigan el ejemplo de sus colegas de otros países con monedas también devaluadas, en los cuales se han modificado las tarifas para hacer sus destinos más atractivos.

“Para mantenernos y superar las metas que fijó el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo es necesario que los empresarios mejoren su oferta en términos de productos y precios, y se capaciten para que la cultura del servicio al cliente esté acorde con lo que el mundo demanda. Nuestros competidores son fuertes y trabajan sin descanso para mejorar. Hay que cambiar el chip y ser más competitivos con ofertas más asequibles”, puntualiza Lacouture.

Feria de prestigio

Del 24 al 26 de febrero tendrá lugar una nueva versión de la Vitrina Turística de Anato, donde se calcula que se llevan a cabo más de 30.000 contactos comerciales. Las cifras ubican a este certamen como uno de los más concurridos e importantes de América Latina.

Grandes mayoristas, aerolíneas de todo el mundo, cadenas hoteleras internacionales y prestadores de servicios para el sector se dan cita con vendedores minoristas, quienes llevan innovaciones al consumidor final.

“La Vitrina Turística es la rueda de negocios más importante que se realiza para la industria en Colombia, y es un espacio en donde los profesionales se reúnen para buscar los mejores servicios y productos, y realizar así el empaquetamiento que define las tendencias de las temporadas de todo el año. El aporte de la feria es generar oportunidades de más y mejores negocios para el sector”, explica Paula Cortés, de Anato.

La trigésima quinta versión del certamen contará con más de 1.000 expositores y co-expositores, entre los cuales se encuentran comisiones de 45 países y de todos los departamentos de Colombia, así como representantes de aerolíneas, cadenas hoteleras, tarjetas de asistencia, cruceros, turoperadores y editoriales especializadas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?