| 7/21/2016 12:00:00 AM

Los buenos resultados de la industria aseguradora

La industria aseguradora se comporta mejor que el resultado general de la economía nacional. Los productos de riesgo, vida y seguridad social jalonan a este sector, que enfrenta retos como la reforma tributaria y las vías de 4G.

El sector asegurador tiene razones para hablar con optimismo de sus resultados. Terminado el primer semestre del año, comienzan a conocerse las cifras del comportamiento de esta industria, donde los resultados están acordes con las expectativas de los protagonistas del gremio. Lo anterior, porque en el sector de daños hay una variación importante en el ramo de automóviles y también porque está por terminar la adjudicación de obras de infraestructura de cuarta generación (4G), donde se necesitan seguros para aprobar su adjudicación y su construcción.

Sin embargo, se presentan desafíos para el resto de 2016 como para lo que viene en 2017. La crisis por fraude del Soat que tiene en jaque a la industria, como también las decisiones que podrían afectar al negocio si llega a ser aprobada en el segundo semestre del año la Reforma Tributaria, con la cual el Gobierno busca aumentar el recaudo para financiar sus proyectos y el posconflicto, se presentan como los dos temas gruesos donde el sector asegurador tiene concentrada su atención.

El reporte de Actualidad del Sistema Financiero Colombiano de la Superintendencia Financiera de Colombia señala que el valor de las primas emitidas por las compañías de seguros ascendió a $9,2 billones, con corte a mayo de este año, con un incremento de $861.100 millones (9,9%) en comparación a mayo de 2015. El ramo de daños se muestra como uno de los más importantes, al participar con 45,6%, creciendo 5,2%, seguido por personas (28,6%) y seguridad social (25,8%). Estos últimos crecen 8,6% y 21%, respectivamente.

La Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda) dice que en los últimos años el crecimiento del sector ha sido positivo, ya que en términos reales aumenta por encima del resultado del Producto Interno Bruto (PIB). “Para 2016 la industria aseguradora en el país tiene un gran potencial para crecer, gracias a las perspectivas económicas que sitúan a Colombia entre las naciones de la región con una plataforma estable para la penetración de seguros”, indica Jorge Humberto Botero, presidente de Fasecolda.

Las expectativas de crecimiento están basadas en variables macroeconómicas, como es el caso de empleo, importante para los seguros de vida y los ramos de seguridad social, tasa de cambio, venta de vehículos nuevos (para seguros de automóviles), el crédito hipotecario (con el programa de ‘Mi casa ya’, como la iniciativa principal), además de incendio y terremoto.

El CEO de Seguros Sura Colombia, Juan David Escobar, cree que el mercado local tiene un espacio amplio para crecer, ya que estamos por debajo de los estándares latinoamericanos. En materia de educación, penetración y acompañamiento del mercado hay grandes retos para los años venideros, con un gran potencial hacia los estratos económicos 1, 2 y 3. “Sin duda, uno de los principales desafíos que enfrenta la industria aseguradora es lograr una mayor penetración. Vemos un desempeño en general positivo, dado que el crecimiento del sector ha alcanzado ya tres veces la variación del PIB colombiano, aunque estamos por debajo de los estándares latinoamericanos”, explica el ejecutivo.

La adjudicación de las dos primeras olas de proyectos de infraestructura 4G ha contribuido al desempeño del sector asegurador, como señala Nicolás Delgado, presidente de QBE Seguros. En su criterio, la buena dinámica se mantiene por cuenta de estos proyectos de infraestructura y construcción que han impulsado ramos como transporte, propiedad y líneas afines.

El nivel de vida de los colombianos y la reducción sostenida que ha tenido el desempleo está generando aumentos importantes en el ramo de personas, donde vida individual crece a 19%. La presidente de Metlife Colombia, Juliana Tobón, señala que el continuo crecimiento en los últimos años demuestra que, si bien en Colombia falta mucho conocimiento para crear cultura de seguros, se está por buen camino demostrando a través de la comunicación los beneficios que representan tanto para las personas como para el sistema financiero la utilización de estos instrumentos.

Los retos

Los aseguradores saben que en el mediano plazo también hay desafíos importantes. Se está a la expectativa de la adjudicación de más proyectos 4G pertenecientes a la tercera ola. De otro lado, hay incertidumbre sobre el contenido del proyecto de Reforma Tributaria que debe presentar el Gobierno, y cómo puede tocar los resultados de las compañías de seguros.

En ese sentido, Botero propone que se presente un proyecto estructural que mejore el complejo sistema impositivo local, provocado por la aprobación de sucesivas reformas tributarias cada 18 meses. Pero es necesario que esta sea tramitada por etapas, empezando por lo relacionado a los ingresos del Gobierno, pero sin perder de vista el objetivo de acabar con la complejidad del actual sistema.

También se deben superar los obstáculos macroeconómicos que se podrían presentar para el próximo año. Fernando Lombana, vicepresidente técnico de Previsora Seguros, señala que hay un desfavorable panorama debido a la inflación y la reducción en los precios del petróleo, que en muchos sectores de la economía provoca una fase de desaceleración, con un crecimiento tímido y que se resiente más al descontarle una inflación alta.

Algunos corredores de seguros señalan los obstáculos más importantes en el muy corto plazo. En el caso de AON Colombia, “es preocupante el crecimiento por su bajo comportamiento para el potencial y la necesidad que tiene el país”, agrega José Luis Plana, CEO de la compañía. También expresa dudas en torno a los resultados técnicos del sector debido a la competencia, la no exigencia de reservas mayores y los precios de los reaseguradores. Delima Marsh considera que el semestre que empezó seguirá teniendo un reto de crecimiento por la baja penetración y la poca cultura de aseguramiento que tenemos en el país. Además, persiste la falta de efectividad en los canales de llegada a poblaciones que hoy no tienen acceso a soluciones de aseguramiento.

Recomendaciones para la industria

El mismo sector, como también la Superfinanciera, han sido autocríticos para mejorar el acceso al seguro, el cual es uno de los indicadores que más ha incidido en las cifras de inclusión financiera. Por eso, reconocen que es necesario avanzar en:

Desarrollar seguros inclusivos: tanto el ciudadano de a pie, como la pequeña y mediana empresa no encuentran seguros a su medida porque sienten que están por fuera de su capacidad económica. La Superfinanciera pide diseñar seguros inclusivos para atender las necesidades de este tipo de poblaciones.

Actualizar la normatividad: así se busca permitir el desarrollo de la innovación de los seguros.Atender el agro: hay un mercado importante en el sector agrícola que ha sido poco explotado. Para el segundo semestre se espera un repunte en este ramo.Manejar el impacto por tasa de cambio: se está experimentando un efecto de siniestralidad por efecto del dólar, el cual ha generado un aumento en los costos de automóviles, gasto médico en salud y Soat.

Lea también: Top 5: Las quejas más frecuentes contra las aseguradoras

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?