| 10/28/2015 7:00:00 PM

Crece el crédito para comprar vivienda

Aumentan desembolsos de crédido de vivienda en medio del buen momento del sector. La moderación del costo de la finca raíz y los subsidios benefician a los compradores.

La ampliación de la oferta de proyectos de construcción y la mayor atención que se les presta hoy a familias de clase media con interés de hacerse a una vivienda se ve también reflejada en la abundante oferta de crédito que tiene el sistema financiero colombiano.

Sin lugar a dudas, uno de los ‘caballitos de batalla’ de gobiernos recientes se sustenta en el apoyo a la construcción. Para el próximo año se espera el inicio de las coberturas a las tasas de interés de vivienda para la clase media, para lo que se dispone de una cifra cercana a los 50.000 subsidios de tasas de interés para la compra de vivienda nueva, así como los programas de viviendas gratis y para ahorradores (Vipa).

La moderación en el crecimiento de los precios de la vivienda también es una buena noticia para los hogares colombianos. Este comportamiento de los precios ayudará a compensar los posibles aumentos que se irán teniendo en las tasas de interés, en línea con el aumento de la tasa de interés del Banco de la República y con las mayores rentabilidades de los títulos de deuda pública –TES– en el tramo de largo plazo”, afirma  Mauricio Hernández, economista de BBVA Research.

A pesar de los recientes aumentos en los tipos de interés, la realidad es que las tasas han estado en mínimos históricos, lo que contribuye en una decisión de compra. Esto, a pesar de que persisten señales de inflación al alza y posible aumento del desempleo por cuenta de la desaceleración de la economía, que puede influir en una moderación de la demanda y en los precios de la vivienda.

De acuerdo con información de la Superintendencia Financiera de Colombia, en julio pasado el monto total desembolsado para créditos de vivienda fue de $1,9 billones, enfocado principalmente en el segmento de vivienda diferente a interés social que alcanzó un valor de $1,5 billones, frente a $33.590 millones de Vivienda de Interés Social (VIS).

Según las propias entidades de crédito, se observa que las viviendas con mayor demanda son aquellas con tope de hasta $215 millones, lo que muestra lo positivo de este tipo de iniciativas gubernamentales de subsidio a la vivienda.

“Hay motivación de los clientes, hay interés y las solicitudes han crecido, los clientes a medida que van llegando ven que es fácil y que se puede y van accediendo al programa. Vemos una motivación importante y estamos acompañando mucho para anclar las bases de dichos programas, tenemos regiones líderes con excelentes resultados como el Valle, Antioquia y Risaralda”, afirma Gloria Correa, gerente de Productos Hipotecarios de Bancolombia.

El interés de los establecimientos de crédito es alto. Entidades como el Banco de Bogotá lo han manifestado al profundizar su crecimiento en este negocio, con una meta cercana a los $500.000 millones en esta cartera.

“Pese al reajuste de tasas del Emisor, decisión que puede trasladarse a este tipo de créditos, los intereses de los productos hipotecarios siguen estando en niveles muy competitivos”, afirma Danilo Morales, vicepresidente de Banca de Empresas y Pyme de Colpatria.

¿Quiénes ganan? Usuarios de cerca de 25 ciudades intermedias principalmente, considerando que se está descentralizando la construcción, con lo que se benefician las áreas metropolitanas de Antioquia, Santander, Norte de Santander y ciudades específicas como Barranquilla, Cartagena, Santa Marta, Valledupar, Montería, Manizales, Armenia, Pereira, Villavicencio y Yopal.

ABC de un sueño

Por ahora está definido el mecanismo para la adquisición de las unidades habitacionales que aplican para el programa Mi Casa Ya, mientras que para los 50.000 cupos de subsidios a la tasa de interés para viviendas entre $87 millones y $215 millones, el gobierno nacional está trabajando en el proceso de reglamentación.

En el caso de Mi Casa YA, el Gobierno puso en marcha el programa con el que pretende facilitar la adquisición de vivienda a las familias colombianas. Está dirigido a hogares con ingresos entre 2 y 4 salarios mínimos ($1’288.700–$2’577.400) a quienes se les subsidiará la cuota inicial de su vivienda, con valor superior a $45’104.500 e inferior a $86’987.250, y subsidiará además la tasa de interés del crédito que contraten con el banco de su elección.

Mi Casa Ya


¿Cuáles son los requisitos para que mi grupo familiar pueda postularse al programa?

Total de ingresos del grupo familiar superiores a 2 y hasta 4 salarios mínimos ($1’288.700–$2’577.400).

Que ninguno de los miembros del grupo familiar sea propietario de vivienda.

Que ningún miembro de la familia haya sido beneficiario de subsidio familiar de vivienda por parte del gobierno nacional, ni de cobertura de tasa de interés.

Que cuenten con el cierre financiero para la adquisición de la vivienda (crédito aprobado).

Que pretendan adquirir una vivienda cuyo valor no supere los $86’987.250 en los departamentos que sean objeto del programa.


¿Cómo se elegirá a los beneficiarios?

Por demanda hasta que se agoten los 100.000 cupos. Al igual que en el programa Vipa y en el de subsidio a la tasa, Mi Casa Ya funciona con el sistema de “primer llegado, primer servido”. No hay sorteos y las personas no tienen que estar inscritas previamente en alguna entidad del Estado.


¿Cuál es el trámite que deberán hacer las familias interesadas?

El hogar interesado en acceder al programa Mi Casa Ya debe buscar en el mercado inmobiliario la vivienda nueva de su preferencia, que tenga un valor de hasta $86’987.250 millones. Una vez decida qué vivienda comprar, se acerca a la entidad financiera de su elección o al Fondo Nacional del Ahorro y tramita el crédito hipotecario cobijado con la medida.

¿Cuánto cuesta este programa?

El Gobierno invertirá cerca de $2,4 billones en este programa: $1,3 billones en el subsidio a la cuota inicial y $1,1 billones en el subsidio de 4 puntos a la tasa de interés. Estos recursos pondrán en movimiento más de $9 billones en la economía colombiana en el sector de la construcción y en las industrias afines.

¿Los recursos para Mi Casa Ya están garantizados?

Sí. El programa Mi Casa Ya se viene trabajando desde hace varios meses en el gobierno nacional y el presupuesto quedó previsto dentro de las partidas ya aprobadas.

¿A cuántas familias va a beneficiar?

100.000 familias, entre 2015 

y 2018.

Déficit latente

La política de vivienda se ha convertido en una de las estrategias más importantes de la planeación económica y una manera muy efectiva de superar la pobreza. A pesar del impulso de este tipo de iniciativas, el déficit de vivienda que se mantiene en el país permite que la oferta que se genere en los ingresos bajos y medios sea potencialmente absorbida por el mercado, siempre y cuando la demanda cuente con apoyo público en el financiamiento. Según el BBVA, esto está sucediendo por medio de la política pública actual: el cierre financiero de los hogares es más factible ahora porque se contará con subsidios a la cuota inicial, a la tasa hipotecaria y con viviendas completamente financiadas por el Estado (viviendas gratis).
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?