| 5/11/2007 12:00:00 AM

Un país de nuevos empresarios

Dentro de los planes de responsabilidad social de las grandes empresas, la generación de empleo es un tema prioritario. Para lograrlo se han diseñado programas de incentivo a la creación de nuevas empresas.

Iris Aguilar Ipuana es una artesana Wayuu natural de la ranchería de Maku, jurisdicción del municipio de Maicao en la Guajira. Viene de una familia de tejedoras y siente que es su responsabilidad preservar la cultura artesanal y transmitirla a las futuras generaciones. Pero además de preservar la cultura, Iris y cientos de mujeres que como ella derivan su sustento de los productos que elaboran en la Guajira, decidieron organizarse y convertirse en empresarias, debido al impulso que recibieron de una gran empresa de la región.

Como parte de su programa de responsabilidad social, el Cerrejón apoya desde hace varios años a 218 comunidades de la Guajira mediante capacitación para la creación de unidades productivas y recursos económicos para dar inicio a sus negocios.

Gracias a este programa, el pasado mes de marzo, milmujeres Wayuu participaron en el evento que se realizó en Cartagena en el Día Internacional del Idioma, donde comercializaron 1.500 mochilas con diseños tradicionales de esta cultura.

Pero esta labor de responsabilidad social para impulsar la creación de nuevas empresas y el empleo en diversas regiones no sólo está en los planes de El Cerrejón. Empresas como Bavaria, Carrefour y Monsanto, para mencionar solo algunos ejemplos, están enfocando parte de su presupuesto social a esta causa.

La Fundación Bavaria, inspirada en el programa Kick Start, de SABMiller, lanzó a finales del año pasado el programa "Destapa Futuro", que incentiva el desarrollo de negocios a través de proyectos viables. La compañía pone el capital semilla y brinda acompañamiento a quienes resulten elegidos por la innovación de sus propuestas (ver tabla). A la fecha, la empresa ha trabajado con 300 emprendedores y está poniendo el capital semilla para que 60 nuevos empresarios puedan iniciar su negocio con la adquisición de maquinaria, insumos, materia prima y costos de adecuaciones, según lo planteado por cada emprendedor en su plan de negocio. Cabe destacar que los microempresarios están comprometidos a contratar personas pertenecientes a la población vulnerable y a reportarle a Bavaria los avances en sus negocios.

En julio de este año se escogerán los diez microempresarios que presenten resultados prominentes y generen mayor cantidad de empleos, para distribuir aproximadamente $1.000 millones adicionales para la expansión y fortalecimiento de sus negocios.



Impulso a la pyme

Carrefour trabaja en varios proyectos que buscan impulsar a las pequeñas y medianas empresas, así como a las comunidades que trabajan unidas en la creación de unidades productivas.

Mediante el Plan Padrino, algunos compradores de la mercancía que se comercializa en Carrefour apadrinan a una pyme orientándola en el manejo de inventarios y dándole asistencia técnica para el desarrollo y crecimiento de sus negocios. Bajo el programa de Intercambio Electrónico de Datos capacita a los pequeños y medianos proveedores de la cadena para que puedan reducir sus costos mediante la implementación de las nuevas tecnologías. En este proceso Carrefour ha brindado apoyo económico a 320 pymes.

La realización de convenios con diferentes organizaciones es otra alternativa que buscan las empresas para apoyar a los nuevos empresarios. Hace unos días la empresa adquirió la licencia de uso de la Marca Colombia con la condición de que los recursos se destinaran a programas sociales en diversos segmentos. Uno de ellos es el impulso a los pequeños proveedores para que puedan poner en sus productos la marca Colombia y se abran camino para exportar y posicionar sus marcas.

Según Carolina Rojas, coordinadora de Comunicaciones de Imagen País, los recursos que se destinarán a programas sociales a través de esta alianza de Carrefour con la Marca Colombia ascienden a $420 millones. "Es la primera vez que una empresa privada nos propone una alianza de esta magnitud y estamos mirando la posibilidad de hacerlo con otras compañías para que la identidad de marca con Colombia logre un mayor impacto social y un sentido de pertenencia", comenta Rojas.

Rafael Aramendis, director de Asuntos Públicos de Monsanto, dice que la visión de esta empresa es preparar a los pequeños productores para afrontar los retos de productividad y competitividad bajo un concepto único de sostenibilidad. Si se logra que un mayor número de empresas sigan el ejemplo de estas compañías, seguramente será posible aumentar el poder adquisitivo de las personas, generar más empleo y reducir la pobreza en todos los rincones del país.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?