| 12/3/2009 1:20:00 PM

Sector azucarero debe medir impacto de la RSE

Para Fedesarrollo el progreso de las regiones productoras de azucar, dependerá de la medición del impacto de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) y de crear medidas de eficiencia que permitan conocer el destino de los recursos que aportan los ingenios a los municipios productores.

Dada la importancia del sector azucarero en Colombia y en las regiones que tiene influencia, Fedesarrollo realizó un estudio del impacto socioeconómico que tiene el sector en la economía y en las regiones productoras. Con el objetivo de empezar a generar herramientas que permitan mejorar el desarrollo de las regiones que se dedican a la producción de azúcar.

A partir del estudio, llegaron a la conclusión de recomendarle al sector azucarero colombiano dos cosas, por un lado medir el impacto de la actividad de Responsabilidad Social Empresarial que vienen adelantando el sector y por el otro trabajar por el fortalecimiento institucional por medio de indicadores que permitan conocer el destino de los recursos públicos y los resultados de estas contribuciones.

Colombia a nivel mundial está dentro de los 15 más grandes productores y los 10 mayores exportadores de azúcar en el mundo, representa el 1,4% de la producción y de las exportaciones mundiales.

Regionalmente, muestra el estudio de Fedesarrollo, un municipio cañicultor tiene en promedio un PIB per-cápita más alto en 1,5 millones de pesos, 0,5 años adicionales de escolaridad y un índice de calidad de vida entre 2,8 y 3,9 puntos más alto comparado con el promedio nacional.

Se cuantificó la contribución de la operación del sector azucarero a la actividad económica del país, considerando los efectos generados directamente por la producción de los ingenios y los impactos indirectos a través de otros sectores de la economía.

Además de examinar la contribución directa del sector al país, el estudio determinó el efecto multiplicador de la actividad de los ingenios sobre el conjunto de la economía; es decir, el impacto sobre el empleo, el consumo intermedio, los impuestos, la producción, y la inversión en capital que genera el sector al consumir bienes y servicios de otras empresas en Colombia.

Para el año 2007 – año que Fedesarrollo considera promedio en el cual no hay externalidades que afecten las variables del modelo - el gremio azucarero compró más de 1,7 billones de pesos a sus proveedores, principalmente en productos agrícolas como caña, servicios financieros y de transporte, bolsas y empaques, entre otros.

Los resultados del modelo

Dentro de los resultados más interesantes que arroja el modelo se encuentra que por cada empleo generado por los ingenios azucareros en sus plantas de producción, se generan 28,4 empleos adicionales en otros sectores de la economía. Este total generado aporta a la tasa de empleo nacional en 0,91%.

La importancia de la producción de azúcar en la generación de empleos, radica en que los ingenios demandan una gran cantidad de insumos a sectores intensivos en mano de obra como el agrícola y los servicios.

Respecto al Producto Interno Bruto (PIB), por cada peso que los ingenios aportan, se genera en la economía un efecto 3,9 veces mayor, lo que significa que los ingenios son grandes dinamizadores de la economía colombiana. El agregado del sector aporta $2,5 billones a la producción nacional, es decir el 0,54% del PIB.

Según el estudio, cada peso que pagan los ingenios de impuestos a la producción, se traduce en 10 veces más impuestos pagados por las actividades del resto de la cadena. De esta manera, los ingenios serían generadores de recursos destinados a financiar inversión pública, entre la que se encuentra la educación y la salud.

Finalmente, el estudio concluyó que ese mayor impacto social que tiene el sector cañicultor en la economía de las regiones se debe principalmente al aumento de la inversión en Responsabilidad Social Empresarial por parte de los ingenios en los últimos años.

“Entre 2003 y 2008, el gasto de los ingenios azucareros en RSE medido como porcentaje de sus utilidades operacionales se incrementó en 75,3%”, concluye el estudio.

Las recomendaciones de Fedesarrollo

En la presentación del estudio, Mauricio Olivera, Investigador Asociado de Fedesarrollo, finaliza con dos recomendaciones para el sector azucarero dirigidas a potencializar los impactos que tiene su presencia en las regiones.

Por un lado recomiendan realizar un buen seguimiento a la Responsabilidad Social Empresarial, con el fin de monitorear los gastos para poder cuantificarlos, evaluar sus resultados, reportarlos a la comunidad y canalizarlos correctamente.

"Los $238.000 millones que aportan los ingenios para planes de Responsabilidad Social Empresarial, hay que saberlos canalizar para que lleguen a donde tiene que ser", afirma el Investigador.

Adicionalmente, para Fedesarrollo es necesario el fortalecimiento institucional desde las alcaldías que le permitiría a la comunidad conocer el destino de los recursos públicos para evaluar las políticas del estado.

La presentación del estudio se realizó el jueves en las oficinas de Fedesarrollo en Bogotá.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?