| 1/19/2007 12:00:00 AM

En pro de la educación

Telefónica, por medio de su fundación, se compromete con Colombia a trabajar en los procesos de mejoramiento y desarrollo de cobertura y calidad de la educación.

La educación es una de las necesidades básicas en la competitividad de un país. Por esto, Telefónica busca contribuir al mejoramiento de esta área mediante el aprovechamiento de su negocio, las telecomunicaciones, como instrumento necesario para la reducción de las desigualdades económicas y sociales, tanto en Colombia como en Latinoamérica. Para lograrlo, esta compañía ha venido trabajando en el país en proyectos educativos desde 2005. Sin embargo, a finales del año pasado, la Fundación Telefónica, que tiene tradición en España, llegó a Colombia para darles continuidad y seguimiento a estos programas y hacer de ellos un ejemplo para las empresas públicas o privadas.

Para cumplir esta meta, la Fundación Telefónica invertirá en el país más de $6.000 millones para atención a la educación, recursos que serán distribuidos en tres líneas de acción. La primera, con el programa ProNiño, que tiene como objetivo erradicar el trabajo infantil por medio de la escolarización. Telefónica asumió este programa desde finales de 2005 y en un año ha aumentado la cantidad de beneficiarios en 108%. Hoy cuenta con 4.025 niños escolarizados en Bogotá, Cali, Medellín, Cúcuta, Muzo, Valledupar, Montería, Quibdó, Barranquilla y Cartagena. Esto representa 73 colegios y más de 20.000 personas beneficiadas con actividades recreativas y culturales, salas de cómputo e internet, entre otros. Además, 115 niños han terminado su ciclo educativo y pertenecen a la red de egresados ProNiño. El año pasado, se recolectaron más de US$630.000, gracias a las alianzas estratégicas con empresas públicas y privadas. Una prueba de que este tipo de colegios da resultados fue que la tercera parte de los 45 niños que presentaron pruebas en el colegio ProNiño de Cartagena, obtuvo promedios superiores al de los colegios oficiales y tres superaron el promedio de colegios privados. Cabe anotar que estos niños disminuyeron sus promedios por bajo rendimiento en segundo idioma, pero llegaron a puntos entre 59 y 64 en competencias de lenguaje, ciencias y matemáticas. "La meta es que el nivel académico de nuestros colegios y alumnos se acerque más a los de la educación privada. En las pruebas de estado, el puntaje de colegios privados está en 51,6% y el de los oficiales en 48,4%", dice Javier Nadal, vicepresidente ejecutivo de la Fundación Telefónica. En 2007, la meta de la Fundación Telefónica en el país es que 1.140 niños de Pasto, Armenia y Bucaramanga se vinculen al programa.

La segunda línea de acción es EducaRed, que se enfoca en las tecnologías de información y comunicación (TIC). Este programa ofrece herramientas y contenidos útiles que permiten hacer de las tecnologías, en particular de internet, un vehículo de modernización pedagógica y un estímulo para el uso creciente de estos instrumentos, como eje del progreso educativo. EducaRed enfoca gran parte de sus recursos en la formación de profesores y padres, agentes decisivos en el proceso de una verdadera integración de estas tecnologías en la educación. Además, si es necesario, brinda apoyo a algunos colegios en procesos de infraestructura. Los portales están disponibles en España, Argentina, Brasil, Chile y Perú. En 2005, hubo más de 12 millones de visitas al portal, el 60% de las cuales procedía de Latinoamérica. Este año, la Fundación Telefónica en Colombia se sumará a este esfuerzo. Para esto, creará su propio portal EducaRed e iniciará actividades presenciales de formación en usos pedagógicos de internet dirigidos a la comunidad educativa, como niños, jóvenes y profesores. El portal estará disponible para toda la comunidad y en él se podrán realizar foros y chats virtuales, entre otras actividades. Adicionalmente, se trabajará en la formación de maestros en Bogotá, Medellín y Armenia. También se trabajará en alianza con asociaciones de profesores, colegios privados, las Secretarías de Educación de cada ciudad y el Ministerio de Educación para aprovechar los esfuerzos de cada uno de estos entes y ser un complemento en proyectos educativos, como la Agenda de Competitividad y Computadores para Educar, entre otros. "La idea es que entre los países se conecten y se puedan hacer intercambios de experiencias exitosas. Estos portales no resuelven el problema, pero sí marcan la pauta y está comprobado que funcionan y son una herramienta clave en el mejoramiento de la educación", explica Nadal.

Por último, está el programa Voluntariado Corporativo, en el que participan activamente más de 12.000 empleados en todos los países donde la multinacional está presente. Telefónica Colombia participa en esta iniciativa con los voluntarios MoviStar que colaboran desde hace 4 años en el programa ProNiño. Más de 444 voluntarios donan tiempo y dinero a los programas sociales. En 2006, donaron más de $62 millones, asegurando con estos ingresos la educación de niños vinculados a este programa. Este año se ampliará el programa a los empleados de Telefónica Telecom y de Atento, con el foco en proyectos alineados con el negocio y que promuevan la educación.

Para Telefónica, los proyectos de mejoramiento de la educación y calidad de vida de las comunidades exigen continuidad, persistencia y voluntad. Esta empresa se compromete con Colombia a trabajar en estos aspectos y lograr resultados en el corto, mediano y largo plazo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?