| 6/24/2015 12:00:00 AM

El gran reto de sacar a la Guajira de su crisis

En La Guajira confluyeron al tiempo la crisis social, con el remezón político. El actual gobernador fue elegido hace menos de un año y así está capoteando el temporal.

La Guajira ha sido históricamente el departamento más seco del país, aunque en época reciente el problema se ha convertido en una verdadera tragedia. La peor sequía en los últimos 30 años hizo que según cifras del Dane, 35 de cada 100.000 niños murieran por desnutrición.

Esta situación llegó en un momento de profunda debilidad institucional del Departamento y en tiempos de vacas flacas, si se tiene en cuenta que la caída de los precios internacionales de las materias primas golpea de manera importante a un departamento concentrado en la extracción de estas.

En medio de la parálisis generada por la destitución del exgobernador, se adelantaron elecciones atípicas en junio de 2014. El abogado José Maria Ballesteros fue elegido y en menos de un año ha tratado de navegar hacia mejores aguas.

Y no la tuvo ni la tiene fácil. Según el Índice Departamental de Competitividad de 2014, del Consejo Privado de Competitividad, La Guajira ocupa el último lugar entre los 22 departamentos analizados, rajándose en condiciones básicas, eficiencia y sofisticación e innovación.

Como parte de la estrategia para afrontar el rezago, la nueva administración concentró esfuerzos en combatir la pobreza y la falta de agua. Por eso, al Plan de Alimentación Nutricional (PAN) se le asignaron $2.000 millones. El objetivo, en palabras de Ballesteros, “es enfrentar la problemática de desnutrición en las comunidades indígenas y mejorar su calidad de vida”.

Así mismo, se gestionaron otros recursos para mejorar las condiciones de vida de la región. También se construyeron tramos de carreteras y se mejoraron vías de acceso, dentro de las cuales cabe destacar la vía Barrancas-San Pedro y Fonseca-Mayabangloma; que sumadas equivalen a una inversión de $21.900 millones.

El turismo

La actividad turística en La Guajira también recibió un empujón adicional. Por ello, se estructuró el proyecto de construcción del parador turístico de ‘Cuatro Vías’. En este se destinaron cerca de $5.000 millones y la licitación se hará en junio próximo. Cuatro vías estará ubicado en la carretera que conduce a la Alta Guajira, justo en el camino que toman los viajeros que van para Maicao, Uribia, Manaure o el Cabo de la Vela.

“El parador sería una gran oportunidad, no solo para impulsar el turismo en el departamento, sino también para el desarrollo de esta zona, pues allí nuestros indígenas podrán ofrecer comida típica, además de vender sus artesanías”, agrega Ballesteros.

Han sido tiempos difíciles y de mucho aprendizaje. Por ello, entre las recomendaciones que el actual gobernador le da a su sucesor están que siga por la senda de la recuperación institucional, que se concentre en ensanchar el Plan Departamental de Agua (PDA) y el PAN y que demuestre que cuando se vela por el buen manejo de los recursos, los resultados hablan por sí solos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?