| 3/26/2010 12:00:00 AM

Nuevos cupos universitarios. ¿Qué opinan empresarios y rectores?

El Gobierno lanzó una agresiva propuesta para crear 500.000 nuevos cupos con miras a que jóvenes de niveles 1 y 2 del Sisbén entren a las universidades. Rectores y empresarios se pronuncian.

1. ¿Cuál es su opinión sobre esta propuesta?
2. ¿Qué inconvenientes, retos, desafíos o reparos vería en su desarrollo?
3. ¿Hacia dónde se enfocaría la propuesta, en cuanto al tipo de formación que debería atenderse y que el país requiere?


Hans Peter Knudsen
Rector Universidad del Rosario

1. Todo esfuerzo por incrementar la cobertura es valioso. Pero debe ir unido a que se asignen en programas pertinentes que aporten a las necesidades del país en su política de competitividad.

2. Cómo estructurar a quiénes va a beneficiar y en qué entidades va a ser beneficiado. Un esfuerzo de estos no debe limitarse a la universidad pública. Un criterio de preferencia en la asignación de los recursos debe ser a las universidades de calidad y a los programas certificados como de calidad. Igual para la formación técnica y tecnológica, de acuerdo con los intereses de las regiones y del país. Pero no es solo un problema de matrícula. Un proyecto de estos debe ir acompañado de la posibilidad de acceder a recursos para el mantenimiento y sostenimiento de los estudiantes y, en otros casos, de brindarles la posibilidad de generar unos recursos para la familia.

3. Hay sectores que han manifestado limitación en mano de obra calificada, como por ejemplo, el sector petrolero. También vienen a jugar un papel importante los sectores de talla mundial que se han definido y van a requerir un capital humano formado. Es prioritario identificar los requerimientos a nivel técnico y tecnológico y, además, las necesidades de las diferentes regiones.

José Manuel Restrepo
Rector Cesa

1. La ampliación de la cobertura en educación superior siempre será una buena noticia. Lo importante es que dicho esfuerzo de cobertura se dé en instituciones de calidad.

2. Los inconvenientes podrían venir de las restricciones fiscales, las cuales dificultan un incremento en las transferencias destinadas a las entidades públicas de educación superior o incluso pensando en la posibilidad que instituciones privadas de calidad sean receptoras. 

3. Sería conveniente alinear la política educativa con los sectores que otras entidades gubernamentales han definido como estratégicos.

Rosalba Montoya
Gerente Manpower

1. Sin duda, es una forma de viabilizar la cobertura educativa superior que el país requiere.

2. En términos de desarrollo de la fuerza laboral no se puede olvidar el equilibrio entre la mano de obra operativa y la estratégica. Si la balanza se inclina hacia una gran mayoría de población con niveles altos de instrucción y conocimiento, el mercado de las profesiones se lesiona y el país se va quedando sin quien haga las labores operativas.

3. Es importante, dentro de la educación superior, enseñar que el trabajo es servicio y que cada posición es importante para el sistema social completo. Se trata de las competencias actitudinales para el trabajo, sin las cuales las competencias técnicas –el saber hacer– pierden sentido.

Juan Carlos Giraldo
Presidente Ceslar (antigua Madriñán Micolta- Patrol)

1. Me parece muy positivo. Pienso que es algo similar al programa que lanzó el Ministerio de Protección Social en su momento con el Programa de Apoyo Directo al Empleo (Pade). Un alto porcentaje de los jóvenes de estos niveles que logran acceder a ayudas para la educación se convierten en profesionales supremamente valiosos para la sociedad.

2. Los mismos que hubo con el Pade. Se deben hacer esfuerzos sostenidos y una buena planeación para que todos los actores se comprometan y el plan siga adelante, el asunto es su continuidad en el tiempo.

3. Es importante mirar qué tipo de profesionales en áreas críticas se están necesitando, dirigir a estos estudiantes hacia allá y garantizar que tendrán campo de acción cuando se gradúen.

Antonio Celia
Presidente Promigas

1. ¡Muy buena! La educación es el camino para la equidad y para la construcción de una sociedad justa, libre y próspera.

2. Creo que querer es poder. Y aquí el poder reside en la contundencia de la política pública. Que esto se haga realidad pronto depende de la voluntad y eficacia del Estado. Importante será que no se creen expectativas que no se cumplan. Habrá que ver cómo todas las instituciones públicas y privadas acogen a estos nuevos estudiantes. Esperamos que estos cupos se otorguen en instituciones con programas acreditados para garantizar educación de calidad.

3. Pienso que la educación sirve para hacer lo que los individuos valoran. Así, debe haber libertad en la escogencia de carreras. Pero no puede perderse de vista el tema de la pertinencia. En esto deben establecerse procesos de divulgación y pedagogía para que los jóvenes conozcan más sobre este tema para ayudarlos a descubrir tempranamente sus vocaciones en el marco de lo que el país demanda en materia de carreras y profesiones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?