| 8/19/2015 7:00:00 PM

Las Pymes necesitan dar el salto a la calidad e innovación, coinciden expertos

Las Pymes aún no se empoderan en materia de innovación. Una señal que preocupa para 96% del parque fabril del país.

En pleno proceso de desaceleración económica, el sector productivo de Colombia no quiere quedarse quieto y en especial las pequeñas y medianas empresas, responsables de más de 96% del parque fabril del país. Así lo reseñó la Gran Encuesta Pyme (GEP), publicada semanas atrás por la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) con el apoyo de los sectores privado y público.

El estudio muestra que durante el primer semestre de 2015, 66% de los empresarios tomó alguna acción de mejoramiento para elevar el desempeño de sus negocios. La mayoría enfocó sus esfuerzos en la capacitación del personal: 36% en las Pymes del sector industrial, 41% del comercio y 45% de servicios.

En contraste, hubo menor preferencia de los encuestados por llevar a cabo estrategias dirigidas a la obtención de certificaciones de calidad con un promedio de 23% en los tres macrosectores, a lanzar nuevos productos o servicios (11%) y a diversificar mercados en el exterior (menos de 10%). 

“Esto sugiere que la mayoría de tareas encaminadas a mejorar el desempeño de las empresas se ha dirigido a fortalecer el capital humano, prevaleciendo sobre aquellas encaminadas a imprimir cambios en los productos y servicios prestados (innovación)”, explicó Sergio Clavijo Vergara, presidente de Anif.

La respuesta inicial a dicha toma de decisiones abarca una política de Estado que incluye el parque productivo. Según remarcó el economista, el rezago es evidente porque mientras Colombia invierte 0,2% de su PIB en I+D, el promedio mundial asciende a 2,1%. 

“Lo anterior muestra los bajos niveles de inversión en innovación de todo el aparato productivo nacional no solo frente al promedio mundial sino también frente a nuestros pares regionales de la Alianza del Pacífico”, sostuvo.

En el caso de las Pymes, una de las principales barreras es el bajo acceso al financiamiento formal, en especial el dirigido a la innovación y al desarrollo de tecnologías. La GEP del primer trimestre mostró que 75% tuvo restricciones para acceder a recursos para este tipo de actividades.

Un segundo factor es el destino de los recursos solicitados, pues prima invertirlo en capital de trabajo: 69% de las empresas industriales, 79% de las comerciales y 59% de las prestadoras de servicios, y en la consolidación de los pasivos. En contraste, los recursos utilizados para favorecer el funcionamiento de las empresas en el largo plazo no superaron el 12%.

“Las empresas realizan la actividad innovadora como manera de responder a la demanda y no como mecanismo dinamizador de su actividad productiva. Hay mucho camino por recorrer”, afirma Rosmery Quintero Castro, presidente nacional de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi).

Mirada externa

Rafael de la Cruz, representante en Colombia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), destaca el crecimiento que el país logró en las últimas dos décadas en su PIB per cápita y lo atribuyó a la inversión del sector privado nacional e internacional y al aumento del empleo. Pero advierte que este crecimiento es inestable frente a factores externos como la baja de los precios internacionales de las materias primas.

Para contrarrestar dicha influencia negativa, el funcionario recomienda aumentar la productividad de las empresas del país. Sin embargo, asegura que “Colombia infortunadamente ha tenido un crecimiento muy bajo en los últimos veinte años”. Agrega que otros factores que exacerban el problema son “la falta de acceso a recursos y de innovación, cuando Colombia tiene la misma estructura Pyme que Suiza”.

El funcionario de la multilateral instó al Gobierno a proveer de más recursos a las Pymes para que estas mejoren su capacidad instalada y facilitarles los mecanismos para que innoven no solo en lo tecnológico sino también en la creación de nuevos productos, acceso a mercados y renovación gerencial.

“La productividad de las empresas haría contrapeso a los problemas que tendremos en los próximos dos años. En ese sentido, el acceso a financiamiento es fundamental, bajar las tasas de interés y aumentar los plazos para que las empresas tengan mayor capacidad de inversión es importante”, enfatiza De la Cruz.

Aunque su participación en la economía pesa 28%, según el Dane, las Pymes todavía necesitan dar un salto de calidad, y la innovación es la herramienta para hacerlo y aumentar su protagonismo en la producción nacional.

Alianzas para la innovación

Con el objetivo de aunar esfuerzos para aumentar el número de compañías con capacidades de innovación aplicada, se busca impulsar la cultura de la innovación.

Este es el programa que adelanta Colciencias desde 2012 con el propósito de fomentar la cultura de la innovación como motor de crecimiento de las Pymes. En su primera fase, que se extendió hasta 2014, se formaron 800 personas en procesos de innovación, se documentaron 47 casos de éxito, 5.000 personas asistieron a los talleres, se capacitaron 407 consultores, se presentaron 369 planes y 301 proyectos de iniciación en innovación y se cofinanciaron 62 proyectos.

En febrero se firmó un convenio con Confecámaras por un valor $10.343,9 millones, de los cuales $7.500 millones son aportados por Colciencias para la realización de la segunda etapa. En esta se espera que este año se vinculen mil empresarios en el país y 5.000 en lo que resta del cuatrienio.“El objetivo es aunar esfuerzos para incrementar el número de empresas con capacidades de innovación aplicada y así aumentar la competitividad regional a través del desarrollo de convenios de cooperación técnica con Cámaras de Comercio regionales”, afirma Julián Pontón, de Colciencias. 

Metas ACTI 2014-2018 

  • Subir de 51,8% a 70% de colombianos con apropiación alta y muy alta de la ACTI.
  • Aumentar de 7.540 a 10.000 las becas para maestrías y doctorados nacionales y foráneos. 
  • Duplicar de 0,5% a 1% la inversión en ACTI como porcentaje del PIB. 
  • Pasar de 270 a 600 las solicitudes de patentes por residentes colombianos.
  •  Aumentar de 6,4% a 11,5% las publicaciones científicas. 
  •  Subir de 22,5% a 30% las empresas innovadoras.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?