| 6/24/2015 12:00:00 AM

Factor humano, vital

En las Pymes de Colombia aumentó la contratación y retención de personal. Sin embargo, la gestión y gerencia de este recurso es un reto en la operación de este segmento del sector productivo.

La adquisición de maquinaria y de insumos no son los únicos factores fundamentales en la operación de una microempresa y de las pequeñas y medianas empresas. En Colombia, la planta de personal también lo es, según lo revela la Gran Encuesta Pyme realizada por Anif.

El informe asegura que, en medio de una percepción positiva de parte de los empresarios, aumentó la generación de empleo de las Pymes nacionales en el primer semestre de 2014, el periodo más reciente de estudio. En los sectores de servicios y comercio lo hicieron 29% y en la industria, 27%.

En estas actividades económicas, la retención de personal estuvo por encima de 50% (industria 55% y comercio y servicios 59%), mientras que la pérdida de vacantes se ubicó por debajo de 20% (industria 18%, comercio 12% y servicios 11%).

Este desempeño evidencia la importancia de la gestión y/o gerencia del recurso humano, por lo menos desde el punto de vista de su contratación. Pero en su actividad diaria, esta faceta de la operación no solo es un trámite administrativo. Se convierte en elemento esencial en los planes estratégicos de las Pymes.

De acuerdo con Jairo Burgos de la Espriella, consultor empresarial y director de la firma Talento & Talante, en todos los países “es un tema de mucho impacto estratégico porque si hay un tipo de empresa en donde es más notoria la ventaja que ofrece el talento humano son las Pymes, dado el tamaño que tienen en cuanto a su grupo de empleados”.

A partir de esta premisa, según su visión, se debe crear un plan de talentos para que “la empresa empiece a construir ventajas competitivas desde sus primeras etapas”. El primer paso es profesionalizar la gestión del talento, lo que significa contar con personal conocedor que se convierta en guía de la administración. Si la unidad productiva es de menor tamaño y el dueño es el responsable de dicha función, recomienda su capacitación “porque dirigir personas es todo un reto”.

Considera el especialista que la construcción de una “buena marca como empleador” en las primeras etapas de formación de la pyme es clave para hacerla atractiva en el mercado y para que “los empleados internamente, no obstante las limitaciones, también se sientan valorados como profesionales en la organización a pesar de su tamaño”.

¿Talentos?

Para Luis Carlos Arango Vélez, director de la caja de compensación Colsubsidio, el activo más importante que tiene una Pyme es el “recurso humano”. Pero advierte que en su gestión el primer problema se presenta en la obtención de los talentos.

Según explica, es común hoy en Colombia reclutar laboralmente a los recién graduados del bachillerato clásico, personas que tiene conocimientos básicos de algunas materias, “pero que de las empresas no saben nada y menos de cómo es que se trabaja en una compañía”. Para corregir esta dinámica, recomienda la formación de estos jóvenes.

Como un aporte, esta Caja montó un centro de educación en donde al estudiante, desde cuarto de bachillerato, se le ofrecen materias técnicas y tecnológicas que le permitirán, al término de este nivel educativo, “tener conocimientos de cómo es una empresa y cómo voy a estar como trabajador”. De acuerdo con el director de Colsubsidio, “en las Pymes un recurso humano con esa preparación es mucho lo que puede aportar”.

Arango recomendó además la utilización del modelo del empleo temporal formal que hoy ofrece personal a la medida de las necesidades de tiempo de los empresarios porque “usted en una Pyme necesita un trabajador por dos días y no por ocho y eso le sirve como un aporte en el manejo de los costos, el manejo del tiempo y la calidad del trabajador”.

Aunque es uno de sus bastiones para el éxito de su operación, para las Pymes en Colombia todavía es un reto la gestión de su personal.





Ojo clínico al escoger personalEl recurso humano por sí solo, según Jorge Hernando Molano, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia, no es fundamental en una organización sea Pyme o no. Lo esencial, agrega, es el conocimiento que este posee y la forma como se plasma en unas competencias que serán útiles en un ambiente laboral.Según recomienda el académico, adecuar la gestión de los recursos humanos al enfoque de las competencias requiere tener en cuenta tres acciones en el momento de la contratación del personal.“Identificar lo que tiene que ser; es decir, lo que está en función de sus actividades; lo que debe saber para hacer adecuadamente las actividades y lograr el éxito; y cómo debe ser, teniendo en cuenta características que se les exigen a los trabajadores para que aporten a las empresas como los niveles de liderazgo, de comunicación y de trabajo en equipo”, explica.De acuerdo con Molano, la aplicación de estos tres principios permitirá la creación de un ecosistema que facilitará el manejo del recurso humano, su desarrollo profesional y la creación de satisfacción. “Todo se integra de tal manera que logra producir fenómenos de carácter colectivo en las organizaciones como la creación de una cultura y manifestación de un clima laboral”, concluye el profesor de la Nacional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?