| 2/18/2016 12:00:00 AM

Un colombiano lidera expansión regional de la ingeniería eléctrica

Llega a la presidencia regional de uno de los conglomerados más importantes en el negocio de la ingeniería eléctrica y la automatización.

Ramón Monrás está convencido de que la ética y la transparencia son claves para generar valor en las organizaciones. Estos principios los ha aplicado en su vida profesional y ahora serán su luz y guía en el cargo que acaba de asumir el primero de enero pasado como presidente y managing director del Grupo ABB para Latinoamérica.

Este contador público con maestría en sistemas de información, especialista en finanzas corporativas e internacionales y también en alta gerencia tiene ahora bajo su responsabilidad nada más y nada menos que liderar en más de 20 países el crecimiento de las operaciones de la organización de origen suizo.

El reto es enorme. Es la primera vez que un colombiano es elegido para un cargo de este nivel en la región y evidentemente es una gran oportunidad para Monrás, pues esta zona, que cubre todos los países de América Latina, excluyendo a Brasil y México, representa cerca de 3% del volumen total de negocios del grupo, que alcanza los US$42.000 millones. ABB Colombia representa alrededor de 16% de la operación en esta región.

Bogotano y amante del deporte y la lectura, Monrás inició su carrera en la empresa como gerente financiero de ABB TPL Productos Eléctricos, empresa que había sido adquirida por ABB en Pereira y que posteriormente se fusionó y se convirtió en una de las unidades productivas que hoy tiene la compañía en la capital de Risaralda.

En ese momento, 1990, se abrió la puerta para que este profesional empezara a mostrar las capacidades que le permitieron ascender hasta llegar al cargo más importante en la región y clave para la organización. Hoy está convencido de que es una oportunidad para mostrar que los colombianos son trabajadores y pueden ser gestores de importantes procesos de desarrollo e innovación en grandes compañías.

El Grupo ABB es uno de los más grandes conglomerados mundiales especializados en ingeniería eléctrica y automatización en la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica y su oferta es tan variada que va desde interruptores de iluminación hasta robots industriales, pasando por grandes transformadores eléctricos y sistemas de control capaces de gestionar grandes redes eléctricas o industriales.

Para Monrás, tener bajo su liderazgo esta zona –en donde cada país tiene un presidente que le reporta– es un desafío interesante, pero tiene clara su estrategia de trabajo, alineada con la del grupo en todo el mundo. Se basa en tres elementos: crecimiento rentable, ejecución incansable y colaboración enfocada en los negocios, y viene acompañada de cinco pares de valores: seguridad e integridad, enfoque al cliente y calidad, innovación y velocidad, sentido de pertenencia, desempeño, colaboración y confianza en todos los niveles de la corporación.

Asume el cargo en una coyuntura particular. El mercado está afectado por la caída de los precios de los principales commodities (petróleo, cobre y carbón), por lo que uno de sus planes apunta a diversificar el portafolio de clientes buscando otros sectores como infraestructura, alimentos y bebidas, renovables, industria y agricultura; esto, sin abandonar los tradicionales, a quienes atenderá con un acompañamiento para conocer de cerca sus procesos y ayudarles con soluciones que mejoren su eficiencia operacional y de energía.

Parte de la clave del éxito de este profesional, para quien el día comienza a las 5 de la mañana y generalmente termina a las 10 de la noche, radica en que no se dedica a gerenciar sino a liderar, un concepto que, en su opinión, es más amplio. Confía en el talento de las personas; tiene en cuenta las ideas y soporte del equipo de trabajo y actúa siempre con el mejor ejemplo hacia todo el personal.

Atribuye su crecimiento profesional en la empresa y en general en el mundo ejecutivo a su sentido de responsabilidad, manteniendo en alto la ética e integridad en los negocios.

Se precia de tener una mentalidad muy comercial, enfoque en los clientes, los mercados y los negocios, sin dejar de lado una continua preparación y actualización profesional. “Los líderes de compañías como ABB tenemos la responsabilidad de mantenernos bien informados e innovar para adaptarnos a los mercados”, dice. En medio de un panorama retador, Monrás llega a este cargo para ratificar su capacidad de gestión y liderazgo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?