| 2/20/2015 11:05:00 AM

El hombre “Dolex”

Un colombiano responde por un mercado de más de US$650 millones en toda Latinoamérica en una de las grandes farmacéuticas del mundo: GSK. Así lo logró.

A finales de los 90 nadie esperaba que un analgésico corriente (acetaminofén) pudiera convertirse en el producto estrella de una multinacional farmacéutica en Colombia. Finalmente, así ocurrió, gracias a la estrategia que un joven ejecutivo estableció para la multinacional farmacéutica GSK.

Es Jorge E. Triana Ruiz, quien luego de más de 15 años de carrera en esta compañía se ha convertido en Vicepresidente & General Manager de Consumer Healthcare para Latinoamérica de esta multinacional; responsable por la estrategia en un mercado que le representa a la compañía más de US$650 millones y que cubre desde México hasta Argentina, con excepción de Brasil.

Cuando apenas comenzaba su carrera, a finales de los 90, Triana fue el encargado de que Dolex, una de las marcas de la firma, se convirtiera en la estrella de su portafolio. Hoy es uno de los medicamentos de consumo masivo más importantes para la compañía en Colombia. “Corría el año 1998, cuando fui llamado a GSK como director de marca Dolex. El reto era hacer de Dolex una marca reconocida, que tenía como competencia a Aspirina. Renovamos empaque e imagen y lanzamos otras variaciones de la marca como Dolex gripa. Los resultados se empezaron a ver casi inmediatamente, porque en el primer año de la estrategia pasamos de tener 1% de share a 10%”, explica.

Esa fue una de las estrategias estrella de la farmacéutica en Colombia, tanto así que le sirvió de ejemplo para estrategias similares en otros países de Latinoamérica y catapultó a Triana al interior de la compañía.

Triana es Administrador de Empresas de la Universidad Externado de Colombia, realizó un MBA en el Instituto de Empresa (IE) de Madrid y acaba de concluir un máster en Humanidades en la Universidad Francisco de Vitoria allí mismo.

Inició su carrera profesional en Nestlé (1993), donde trabajó en el área de marketing y llegó a ser gerente de producto para marcas como Maggi y Milo. Luego vino la oportunidad de GSK que empezó con el reto de convertir a Dolex en la marca que es hoy. Durante su paso por esta multinacional, ha sido director de Marketing en Analgésicos para la Región Andina, gerente general para Venezuela y luego para Colombia, manager de la Región Andina, gerente en España y Portugal y, finalmente, vicepresidente para América Latina en el segmento consumer, que es el cargo que ocupa actualmente.

Uno de los retos para este año es sacar adelante el joint venture que se adelanta entre GSK y Novartis en el área de consumer healthcare, esto es, medicamentos que se pueden vender sin prescripción médica. Esto implica que entrarán en un portafolio unificado no solo los productos de GSK como Dolex, Corega y Sensodine, entre otros, sino que se sumarán los de Novartis como Voltaren, Lamisil y Theraflu. El proceso está en manos de las autoridades, pero apenas se concrete, la alianza se convertirá en la más grande firma farmacéutica de consumer healthcare.

Actualmente GSK es una de las farmacéuticas más grandes del mundo y cuenta con una capitalización total de US$111.000 millones. Según la revista Forbes, es la número 116 dentro del ranking de las firmas públicas más grandes del planeta. La compañía ha estado muy activa, pues además del joint venture con Novartis, está analizando la posibilidad de poner en el mercado de valores su unidad ViiV Healthcare, especializada en medicamentos para el VIH.

En Colombia, las movidas del mercado farmacéutico también han estado a la orden del día. Las grandes compañías del sector han hecho en los últimos años un proceso de consolidación importante. Se han dado por lo menos tres grandes negocios: Recalcine (Abbott) incorporó a su portafolio las marcas de Lafrancol y Synthesis; por su parte, la alemana Grünenthal compró Labinco y Sanofi adquirió Genfar.

Triana es uno más de los miles de ejecutivos colombianos que ha logrado escalar en el competido mundo de las multinacionales con gran éxito. Según él, “las claves del éxito son dedicación y trabajar fuertemente, porque no hay nada gratis en la vida; segundo, es necesario hacer lo que a uno le gusta, seguir sus propias pasiones para ir a trabajar con alegría y con cariño. Y tres, escoger bien dónde quiere trabajar y que la compañía para la cual uno trabaja o el emprendimiento que se adelanta tenga los valores que uno quiere”.

En medio de todo el agite local y mundial, este ejecutivo está escalando y no es exagerado pensar que podría quedar ubicado como uno de los colombianos de más responsabilidades en el competido mercado farmacéutico mundial.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?