Dinero.com Revista Dinero

La nueva presidente de la SCI, Diana Espinosa Bula, buscará acercamientos con el Gobierno para que el gremio vuelva a ser un referente técnico en materia de obras públicas.

| 4/17/2013 6:00:00 PM

La ingeniera

Diana Espinosa Bula es la primera presidente de la Sociedad Colombiana de Ingenieros en 125 años de historia. Su reto: imprimirle un nuevo aire al gremio.

Diana Espinosa Bula no solo rompe con 125 años de ‘ocupación’ masculina en la Sociedad Colombiana de Ingenieros (SCI). También deja atrás los paradigmas según los cuales los temas ambientales no son prioritarios –o resultan muy costosos– en una sociedad como la actual.

Graduada de la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito, especializada en saneamiento ambiental y con una maestría en derecho de recursos naturales, la nueva jefe del poderoso gremio de la ingeniería aspira desde su cargo a lograr un sano equilibrio entre el respeto absoluto por los recursos naturales y una ingeniería sostenible.

Los retos no serán fáciles para esta ingeniera monteriana. Los escándalos de corrupción y las sombras por incumplimientos y sobrecostos han pasado una costosa y lesiva factura a la imagen de las empresas de ingeniería civil del país.

Para recuperar el brillo perdido, ella no dudará un segundo cuando se necesite alzar la voz para formular una crítica constructiva o un pronunciamiento técnico, libre de toda presión política. Y la coyuntura no puede ser mejor. En momentos en que el gobierno nacional se apresta a adjudicar contratos por $44 billones en infraestructura, se necesita un órgano de consulta independiente pero a la vez conocedor del tema.

En ese sentido, ya dejó ver sus primeras impresiones. Cree que el Estatuto de Contratación debe incorporar ajustes que permitan a la pequeña y mediana empresa acceder a las licitaciones en igualdad de condiciones con las firmas grandes. También dejó claro que, si el Gobierno reclama reiteradamente a los ingenieros el cumplimiento de los contratos, hay que solucionar de manera urgente los ‘chicharrones’ que aquejan al sector, como las dificultades para la compra de predios, las licencias ambientales y las consultas previas.

Pero Espinosa también tiene sus debilidades. Por su piel costeña respiran el vallenato y el porro, ritmos que se combinan con los ingredientes culinarios para preparar el mejor ‘pollo a la monteriana’, del que se considera una experta inigualable.

Esas habilidades culinarias que seducen a cualquiera y su experiencia en el sector público son ventajas que podrá capitalizar con creces en su nuevo cargo.

Asesora en el Inat en los gobiernos de César Gaviria y Ernesto Samper, y subgerente general de infraestructura del Incoder en los dos primeros años del gobierno de Álvaro Uribe, son experiencias en el sector público que le darán la suficiente autoridad para convertir a la SCI en lo que ella quiere: una bolsa de proyectos de donde Gobierno y sector privado puedan ‘echar mano’ cuando se requiera.

Otro astro que se alinea a su favor es que Espinosa Bula es una mujer de empresa. Hace 13 años se hizo socia de Ambiotec, firma responsable de licenciamiento ambiental de varios megaproyectos como la Ruta del Sol, sector dos; el plan de ordenamiento de los ríos Suárez y Ubaté; Fenoco, Autopistas de la Sabana y la hidroeléctrica de Urrá.

Pero, la SCI es más que asfalto y acueductos, por eso esta ingeniera quiere imprimirle un nuevo aire al gremio, incentivando los distritos de riego, proyectos de energía renovable y una minería que respete al pie de la letra el medio ambiente.

Las cúpulas de Camacol, el Ministerio de Transporte y varias firmas grandes de ingeniería, como Cóndor y Constructora Colpatria, dejaron atrás la corbata para cambiarla por el tacón y la falda, dos prendas que ahora no riñen con el casco y las botas de ingeniero.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×