| 5/15/2014 6:00:00 AM

El ingeniero de la salud

El nuevo gerente de Roche en Colombia, Carlos Eduardo Estrada Escobar, le apuesta a la medicina personalizada en momentos en que las enfermedades crónicas toman fuerza.

Carlos Eduardo Estrada respira fútbol por los poros. Es un apasionado de este deporte que, aunque no practica con frecuencia, disfruta cada vez que juega el América de Cali, su equipo favorito en Colombia, o el Barcelona de España.

Sin embargo, esa felicidad no es comparable con la que le embargó hace unos meses, cuando se le presentó la oportunidad de regresar a su país natal luego de permanecer 14 años por fuera.

El reto profesional que lo trajo de regreso es la conducción de Productos Roche, la farmacéutica que en 2013 alcanzó en Colombia ventas por $640.000 millones y cuya apuesta de crecimiento está centrada en la medicina personalizada. Estrada está convencido de que al encontrar opciones terapéuticas ajustadas a la patología específica de cada persona se logran mayores niveles de eficiencia en el sistema de salud.

Ingeniero Industrial de la Universidad Javeriana, con maestría en Marketing en Los Andes, lleva 20 años desempeñando cargos comerciales y directivos en la industria nutricional y farmacéutica. Estrada crea sus propias “gambetas” con las que pretende meter sus mejores goles al frente de la multinacional en el país.

Pero no la tiene fácil. Desde su nuevo cargo deberá lidiar con un tema duro para cualquier gerente del sector: la decisión del Gobierno de poner topes a los precios de los medicamentos, algunos de los cuales son producidos y comercializados por su compañía.

Amante de los libros de negocios, su favorito es El ejecutivo al minuto, del que ha extraído temas claves para sus planes gerenciales. Se define como una persona apasionada, íntegra y dedicada, y en su trabajo parte de un principio fundamental: su tarea como líder es lograr que sus colaboradores alcancen su máximo potencial, es decir, que logren no el 100, sino el 110%.

Volvió al país luego de desempeñarse como gerente general de Abbvie, la división de investigación farmacéutica de Abbott en Finlandia, experiencia que si bien le dejó recuerdos inolvidables e irrepetibles, también le hizo extrañar su tierra, su cultura, la geografía, la gastronomía, la gente y el calor humano, cosas que no encontró nunca, ni siquiera en países como Perú y México, a pesar de ser culturas similares a la colombiana.

Feliz coincidencia

Su regreso a Colombia lo describe como una “feliz coincidencia”, pues cuando tenía en mente volver a Latinoamérica por un interés particular de su familia, se le presentó esta oportunidad laboral que asumió desde el pasado mes de marzo.

Su vida la reparte entre la familia, amigos y, por supuesto, su trabajo, donde permanece el tiempo que sea necesario para cumplir con su objetivo de brindarles a los profesionales de la salud herramientas diagnósticas precisas, y tratamientos dirigidos y basados en los últimos descubrimientos de la biología molecular, que se adaptan mejor a las condiciones de cada paciente, tema al que la compañía destinará este año $4.500 millones. Los recursos también incluyen estudios para diversas enfermedades como cáncer de seno, linfomas, artritis reumatoide y alzhéimer, entre otros.

El nuevo gerente de Roche considera que el país vive una etapa de transición, pasando de sufrir principalmente de patologías tropicales a enfermedades crónicas, situación que tiene alto impacto en el sistema de salud. Por eso insiste en la necesidad de la medicina personalizada.

Sin descuidar su “arco” en Colombia, Estrada está a la expectativa de que inicie el Mundial de Fútbol, en su opinión el espectáculo deportivo más importante del planeta y por eso ya tiene todo listo para disfrutar del mismo, pues aunque no tendrá la oportunidad de viajar para verlo de cerca, confiesa que ya compró un buen televisor que le permitirá mantenerse al tanto de lo que suceda en Brasil.

Así como no se perderá los partidos del Mundial, tampoco perderá de vista sus prioridades en la empresa, en la que actúa como director técnico y donde, según dice, trabaja literalmente de sol a sombra cuando es necesario para cumplir con sus metas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?