Dinero.com Revista Dinero

Desde 2008, Carlos Mario Giraldo venía preparándose en temas de retail, para asumir la presidencia del Éxito. Su experiencia profesional ha sido clave en su exitosa carrera.

| 3/20/2013 6:00:00 PM

El gran Carlos Mario

Este abogado tiene el reto de manejar la mayor empresa de comercio en el país, con ventas por $12 billones y más de 6 millones de clientes.

Cinco años antes de su posesión, Carlos Mario Giraldo Moreno ya sabía que sería el próximo presidente del Grupo Éxito, la compañía de comercio más grande del país. Y lo supo por boca de su antecesor, Gonzalo Restrepo, quien le propuso el cargo a comienzos de 2008, cuando se desempeñaba como presidente del negocio de Galletas Noel.

Restrepo lo invitó a desayunar un día y durante el café le soltó la bomba: era el elegido para sucederlo en la presidencia del Éxito. La propuesta lo tomó por sorpresa y al mismo tiempo lo llenó de orgullo. La condición, sin embargo, era vincularse inicialmente como vicepresidente operativo y prepararse para una sucesión ordenada planeada por el presidente y la junta directiva del Éxito, liderada por el grupo francés Casino.

Los directivos no querían dejar nada al azar en una compañía que se ha ganado el corazón de los colombianos. Buscaban a un profesional que entendiera bien al consumidor colombiano y conociera las tendencias del mercado. Y Giraldo Moreno, quien tenía una larga experiencia en empresas de consumo, reunía estas condiciones.

Cinco años después, el pasado 19 de marzo, Carlos Mario comenzó a despachar desde la presidencia del Éxito, cadena con ventas por $10,2 billones en 2012, presencia en 82 municipios,  37.000 empleados, 2.600 proveedores y más de 6 millones de clientes.

Llegar a este cargo es el resultado de una exitosa carrera profesional y una rigurosa preparación académica. Se graduó como abogado de la Universidad de Medellín y posteriormente realizó un postgrado en derecho comercial en la Universidad Bolivariana. Luego viajó a la Universidad de Tulane, en Estados Unidos, a especializarse en derecho económico, y a su regreso se vinculó con la Andi, el poderoso gremio de los industriales.

Trabajar con figuras como Fabio Echeverry y Jairo Escobar se convirtió en un reto y en el mejor entrenamiento profesional. Giraldo recuerda que cuando fue contratado,  Echeverry le dijo que en la Andi iba a ganar poquito en plata pero mucho en aprendizaje. “Casi que uno podría trabajar gratis en la Andi y salir ganando, porque es un gremio desde donde se observa a todo el país, se aprende del empresariado”.

De allí pasó a la secretaría general de Uniban, encargado de las negociaciones internacionales y luego se vinculó con Industrias Alimenticias Noel, una de las principales compañías del Grupo Empresarial Antioqueño.

Comenzó en la vicepresidencia administrativa y unos años después llegó a la presidencia, cargo que desempeñó por 10 años hasta la transformación en Grupo Nutresa, cuando pasó a la vicepresidencia ejecutiva y presidencia del negocio de galletas.

Su experiencia profesional le ha permitido tener un conocimiento profundo de los gustos y necesidades del cliente colombiano, y de las tendencias del mercado. Y serán la prueba de fuego en un momento en que crece la competencia de cadenas internacionales en el mercado colombiano, y que el Grupo se prepara para avanzar en un programa de internacionalización que arrancó en Uruguay –con la compra de las cadenas Disco y Devoto– y se extenderá a otros países latinoamericanos de habla hispana.

Pero Carlos Mario Giraldo no solo vive de trabajo. Aunque el nuevo cargo representa un desafío enorme y sus prioridades tendrán que cambiar, cree ciegamente en que el tiempo debe repartirse bien entre jornada laboral y personal, pues esta última le permite recargar baterías. Es un hombre profundamente familiar y sus ratos de esparcimiento los comparte al lado de su esposa y sus cinco hijas.

Sus programas favoritos van desde releer clásicos (Julio Verne o Víctor Hugo en francés), hasta hacer deporte –juega squash tres veces por semana– o tocar guitarra con sus hijas. “Somos una familia muy musical”, reconoce con entusiasmo, y cada semana le saca tiempo a su guitarra.

Los desafíos que le llegan con su nuevo cargo son inmensos. Por eso, su preparación, la experiencia acumulada, el optimismo y su carácter innovador son las fortalezas con las que enfrentará las nuevas batallas en el comercio colombiano.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×