| 9/18/2013 12:00:00 AM

El caso Petrobras

El caso Petrobras
Llevar a Ecopetrol a que se convierta en el instrumento para mantener la estabilidad de los precios de los combustibles puede generar un efecto nefasto para la empresa y para sus miles de accionistas. Un ejemplo es lo que ha pasado con Petrobras.

Los aumentos de la demanda doméstica por diésel y gasolina y con refinerías casi al límite de su capacidad han conducido a que la compañía importe combustible a precios internacionales y venderlos en el mercado doméstico a pérdida. En 2011 se importaron 161.000 barriles día de diésel, lo que representó 23% de la demanda total.

Esta situación ha generado efectos negativos en sus finanzas, en especial en el segmento del downstream el cual ha acumulado pérdidas por US$18.300 millones durante los dos últimos años.

Para el primer trimestre de 2013, el gobierno de Brasil ha realizado reajustes al alza de los precios del diésel (de 10,7%) y la gasolina (6,6%) contribuyendo a reducir las pérdidas para Petrobras.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.