| 5/30/2014 6:57:00 AM

Carrera de obstáculos

La venta de Isagen se ha convertido en una telenovela cuya trama cada vez alarga más sus capítulos. ¿Tiene margen de maniobra el Gobierno?

Al cierre de esta edición, en las oficinas del Ministerio de Hacienda se tomaban las decisiones para ajustar el cronograma y reiniciar el proceso de venta de la participación que tiene el Gobierno en Isagen, la tercera generadora de energía del país.

Este ajetreo surgió luego de que el jueves 22 de mayo el Consejo de Estado echara para atrás el auto que frenó la venta de la generadora y dejara en firme el proceso. Sin embargo, el martes 27 de mayo aún no se conocía un pronunciamiento formal del ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, sobre cómo seguiría el rumbo del proceso.

Los más de $5 billones que se obtengan de Isagen son recursos claves para el desarrollo y feliz término de las concesiones de cuarta generación (4G) que el Gobierno ya empezó a adjudicar.

Sin embargo, ese proceso de venta está hoy en un escenario distinto al de negocios: quedó atrapado en medio del debate político y apenas a tres semanas de la segunda vuelta electoral entre el presidente-candidato Juan Manuel Santos y su contendor Óscar Iván Zuluaga, representante del uribismo. El tema de la paz y el conflicto no es lo único que los separa en sus propuestas.

Precisamente la venta de Isagen es otro tema de discordia. Santos ha impulsado este proceso y ha señalado que se trata de cambiar un activo por otro, más rentable y competitivo. Zuluaga está al lado de los que no quieren que se venda Isagen, aunque fue –en el gobierno del presidente Uribe– quien lideró un proceso de venta de esta generadora que posteriormente se frustró.

Las cosas para el Gobierno hoy no son fáciles. ¿Qué decisión se puede tomar en medio de esta coyuntura cuando nadie garantiza la continuidad de la administración Santos? Si bien en el Ministerio están analizando los tiempos, tras la decisión del Consejo de Estado no es claro aún si le pondrá el pie en el acelerador a la subasta y la dejará amarrada hacia el futuro, o esperará hasta que se defina quién será el Presidente.

Pero además se enfrenta con otro dilema: cada vez empiezan a quedar menos proponentes. Luis Guillermo Vélez, superintendente ad hoc de Industria y Comercio, condicionó la participación en la puja del Grupo Argos y luego del Grupo Empresa de Energía de Bogotá (EEB). Estos conglomerados, para participar en la venta, tendrían que salir de algunos de sus activos para no pasarse los topes de la regulación.

El primero desistió no por las medidas que le puso Vélez sino porque, según sus voceros, los números no cuadraban con el precio base fijado. El segundo, al cierre de esta edición, consideraba retirarse del proceso, pues luego de haber interpuesto recurso ante el Superintendente, este se ratificó.

Así las cosas, solo un jugador nacional sobrevive. Empresas Públicas de Medellín (EPM) va con una participación minoritaria con la brasileña Cemig. Sin embargo, Dinero conoció que en los próximos días Vélez tendrá que pronunciarse también en el caso de EPM y si esta organización puede participar o no en esta venta.

Los otros sobrevivientes son GDF Suez, Duke, China Haudian y Gas Natural Fenosa. Y, aunque Gas Natural Fenosa ratificó hace unas semanas su interés en Isagen y se espera que Duke y la asiática mantengan su oferta, los ojos están puestos en la francesa. “Si el proceso avanza y el inversionista se sostiene, el que podría tener mayor posibilidad es Suez”, dice un empresario del sector.

Este, considerado uno de los negocios más grandes de los últimos tiempos en el país, está en medio de la incertidumbre. La lección parece clara: los tiempos de la política no son los mismos de los negocios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?