| 10/10/2012 6:00:00 PM

‘Vaca’ para censo

Aunque es un proyecto estratégico para conocer las cifras y características del sector agropecuario, el censo no tiene asegurada aún la financiación.

En los últimos 40 años las estadísticas colombianas en materia de empleo, precios, población, urbanismo, salud, tecnología, crecimiento y desarrollo humano pasaron literalmente de la mula al jet. Pero, en materia de censo agropecuario, continúan a paso de tortuga.

Desde 1970, el país no realiza un censo agropecuario, pese a las recomendaciones del programa de las Naciones Unidas para la Alimentación de actualizarlo cada 10 años. Esto convierte a Colombia en el país más atrasado de América Latina en materia de censos agrarios, pues incluso Bolivia acaba de terminar su tercer censo.

Hoy no se sabe con exactitud si el tamaño de la agricultura en el país es de 4,2 millones de hectáreas o 5 millones, como algunos calculan. Tampoco hay claridad en cuanto a la edad de los cultivos permanentes, su extensión y tipo de propietarios, nuevas plantaciones o tecnologías. Sobre el hato ganadero los datos tampoco son precisos. Esta falta de información puntual dificulta la planeación de la producción.

Por eso, muchos se preguntan cómo hizo el país para negociar en los últimos años tratados de libre comercio con Estados Unidos, 27 países de Europa y Canadá, por mencionar solo unos, sin tener información completa sobre qué, quién, cuánto, cómo y dónde se desarrollan actividades agropecuarias en el país.

Jorge Bustamante, director del Departamento Nacional de Estadísticas (Dane), asegura que nunca es tarde. Ha puesto el acelerador para sacar adelante el censo agropecuario que arrancará el primero de agosto de 2013 y terminará el 30 de noviembre.

Pero su costo, estimado en $256.000 millones, ha puesto a las entidades del sector a ‘poner la totuma’ para conseguir los recursos, que aún no están totalmente asegurados. Hasta ahora el Dane tiene en su presupuesto $150.000 millones para 2013; otros $56.000 millones se incluyeron en un proyecto de adición presupuestal que cursa en el Congreso, pero hay incertidumbre por los $50.000 millones restantes.

“Con un ejercicio de contabilidad fina y algunos recortes, creemos que podremos reducir el presupuesto en unos $15.000 millones”, admite el director del Dane. Sin embargo, conseguir los $35.000 millones restantes de aquí a junio del año entrante será todo un desafío.

Carlos Téllez, el director de este censo, explica que en la recolección de datos participarán 19.000 personas; se trabajará con 240.000 productos cartográficos para visitar 3,8 millones de predios de agricultura convencional, 756 resguardos indígenas y 166 territorios de comunidades afro. La información se recogerá geo-referenciada en teléfonos inteligentes.

Hasta ahora, los directivos de este censo han realizado más de 30 charlas informativas en diferentes regiones del país para sensibilizar a los ciudadanos sobre su importancia y sus metas.

Si bien la búsqueda de recursos para esta iniciativa representa un reto enorme, lo cierto es que su ejecución le dará al país una dimensión mucho más cercana del sector agropecuario, para que en el futuro no solo se hable de su potencial, sino de sus realidades.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?