| 6/23/2016 12:00:00 AM

NEC y FNC buscan impulsar café colombiano con tecnología

Aunque la tecnología llega a cuentagotas al agro colombiano, la japonesa NEC y la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) quieren revertir esa tendencia. Le contamos cómo.

De poco o nada sirve que el Foro Económico Mundial, concluido hace pocos días en Medellín, haya catalogado a Colombia como el primer país en Suramérica con potencial para generar seguridad alimentaria, si el agro no se vuelve más rentable y eficiente. Los inagotables subsidios de países ricos y la exigua tecnología en el agro local podrían aniquilar estas expectativas.

El agro de hoy requiere de más apoyos, sobre todo en desarrollos de tecnología.

Es el caso de la aplicación Simple Agri, implementada por la multinacional japonesa NEC para mejorar los procesos de producción de todo tipo de cultivos. Una finca cafetera en el municipio de Neira, Caldas, dedicada a la producción de cafés especiales hace parte de un programa piloto de la multinacional. Los resultados ya se empiezan a percibir.

“Con el apoyo de drones y satélites es posible determinar qué áreas de un cultivo requieren riego o abono. Eso se hace con una precisión de 3 a 5 metros, es lo que se denomina internacionalmente como agricultura de precisión”, explica Javier Ortiz, presidente de NEC Colombia.

La aplicación se descarga desde un teléfono inteligente e inmediatamente el cultivador o caficultor empieza a cargar datos generales de la cosecha, como área, tipo de café, procesos de recolección, clima, insumos utilizados, etc. Esta información es complementada periódicamente con datos del satélite o drones, los cuales ayudan a determinar y detectar las áreas que requieren más cuidado o atención. Así es posible ahorrar en insumos y horas de trabajo hombre. Adicionalmente, en el caso de los cafés especiales es posible encontrar la receta o fórmula más acertada para producir el mejor producto.

El gerente general de la Federación de Cafeteros, Roberto Vélez, explicó que muy probablemente celebre un memorando de entendimiento con NEC que permita mejorar los procesos de cultivo de café. “Hay ejemplos muy buenos en el uso de este tipo de tecnologías. Está el caso de unos cultivos de tomates en Portugal, por ejemplo. Sin embargo, estamos en una fase experimental en donde estamos viendo ya algunos resultados”, dijo Vélez a Dinero. El gerente anunció además que enviará una misión de técnicos a Brasil en donde se vienen implementando mecanismos de recolección asistida, teniendo en cuenta que la mano de obra se constituye en el mayor costo de producción del grano.

Aunque las aplicaciones de este tipo pueden ser usadas en cualquier plantación de café, es la industria de los especiales la que primero podría beneficiarse. La razón es sencilla: se trata de cultivos y lotes más pequeños y fáciles de controlar. Además, está el atractivo del precio. Una libra de café especial se puede vender muy bien en el exterior.

Un café entra en el rango de los especiales cuando su precio supera el promedio del estándar. NEC explica que un café normal de exportación tiene una puntuación de 78 puntos y que a partir de 84 puntos se considera especial. “En la finca de Neira, Caldas, en donde probamos Simpli Agri se logró subir la calidad de 81 a 87 puntos”, explicó Guarín. A partir de estas puntuaciones de los catadores se definen los precios.

Lea también: ¿Puede el café causar cáncer? Sólo si está muy caliente, dice OMS

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?