| 10/30/2014 3:00:00 PM

Las custodias

Corpbanca, Citi y BNP serán las encargadas de asegurar las operaciones en el mercado de valores. Van por un pedazo de los $52 billones de los fondos de inversión.

Este 14 de diciembre marcará un hito para los inversionistas y para el mercado de valores colombiano. Ese día vence el plazo para que las fiduciarias y las comisionistas que administran fondos de inversión colectiva elijan un custodio; es decir, un tercero que se encargará de proteger los activos en los que tienen invertido el dinero de sus clientes.

Aunque esta figura no es nueva –ya la usan los fondos extranjeros que invierten en el país, así como algunos locales–, desde ese momento se convertirá en obligatoria como resultado de la normatividad con la que el Gobierno busca asegurarse de que el descalabro de InterBolsa no se repita.

La idea es que, por ejemplo, un fondo no pueda usar las acciones que compró a nombre de sus clientes para invertirlas sin su consentimiento –como ha ocurrido en algunos casos lamentables–, pues esas acciones pasarán a estar bajo la vigilancia del custodio y este será el que autoriza si se pueden vender o no, dependiendo de la reglamentación de cada fondo.

La norma que le da vida a la figura del custodio establece que quienes podrán ejercer esta labor son las fiduciarias –en el exterior lo hacen los bancos–, pero aquellas que quieran meterse al negocio tendrán que dedicarse en exclusiva a él y no podrán administrar fondos. Con estos requisitos, por ahora, tres fiduciarias ya tienen permiso para ser custodios: Corpbanca Investment Trust, Cititrust Colombia y BNP Paribas Securities Services. Las dos primeras ya operaban en el país mientras la tercera es una inversión nueva.

María Susana Montero, gerente de Corpbanca Investment Trust, explica que la ventaja de esta nueva figura es que permite la especialización del mercado fiduciario pues ya estas entidades no se van a dedicar a hacer muchas cosas, sino solo a una en la que son más competitivas.

En el caso de los tres custodios, su trabajo no es solo salvaguardar los valores o recursos de los fondos, sino facilitar las operaciones de compra y venta, de tal manera que el fondo da la orden y ellos la ejecutan y la cumplen. Esto implica que sus mayores inversiones son en tecnología, pues cada custodio debe tener una plataforma para las operaciones, para la cual se deben preparar sus clientes.

Millonarias inversiones

En BNP Paribas, de origen francés, invierten 100 millones de euros al año en tecnología para su servicio de custodia y en Colombia gastaron $14.000 millones para arrancar su operación, la segunda en Latinoamérica después de Brasil.

Citi, por su parte, lanzó recientemente en el mercado latinoamericano la plataforma Execution to Custody, que automatiza la ejecución de las operaciones. Esta entidad es la que tiene más experiencia en el negocio, pues custodia 85% de las inversiones extranjeras que llegan al país, ya trabaja con algunos fondos locales y para cuando arranque la nueva normatividad tiene mandatos que equivalen a más de 50% del mercado de los fondos de inversión colectiva.

Armanda Mago, presidente de Cititrust, agrega que llevan 20 años custodiando recursos del exterior y 10 años con los locales. Como su firma administraba un fondo indexado –conocido como ETF– este pasará a Citi Valores para que la fiduciaria se concentre en custodia y no compita con los clientes en gestión de activos, tal como lo indica la norma.

En Corpbanca hicieron algo similar. Dado que esta entidad de origen chileno adquirió las operaciones del Santander y del Helm, y cada una tenía fiduciaria, la primera la dejó para custodia y la segunda para administrar fondos y realizar las demás actividades de fiducia.

Las tres entidades sacarán sus mejores armas para quedarse con una buena tajada de un mercado que administra $52 billones, pero que sigue siendo pequeño en términos internacionales. Mientras en Colombia representa 5% del PIB, en Chile es 15%, en México 12% y en Brasil 60%.

La meta es que la custodia no solo le dé más transparencia al mercado de valores (los fondos que invierten en otros activos, como inmobiliario o facturas, no tendrán esta figura), sino que además motive a las fiduciarias y a las comisionistas a crear nuevos portafolios. Por ahora, los fondos de pensiones, que son los que administran las sumas más grandes –$154 billones a julio– no tendrán la obligación del custodio, pero a futuro, cuando el esquema esté maduro, también lo deberán usar.

En la Superfinanciera insisten en que el objetivo es que fiduciarias y comisionistas se especialicen y se diferencien, pues hoy su oferta es casi igual. Esto permitirá además que puedan ofrecer productos que acerquen a los colombianos a estas alternativas de inversión y lograr democratizar el mercado de valores. Así ocurrió en Brasil y Chile donde se hicieron cambios similares. Ojalá en Colombia los podamos imitar.


***
Uno para todos

Otro de los grandes cambios en el sector de los fondos de inversión colectiva es que serán permitidas dos nuevas figuras que buscan dinamizar el negocio: las familias de fondos y las cuentas ómnibus.

Las primeras consisten en que los administradores de los fondos pueden agrupar a aquellos que tengan características similares, con el fin de que los trámites de constitución sean ágiles ante la Superintendencia Financiera –hoy se pueden demorar de 8 a 9 meses–. La idea es bajar ese tiempo y tener una especie de fast track para los fondos, aunque esa aprobación exprés no aplicará para los fondos que sean muy sofisticados pues estos serán revisados bajo los parámetros actuales.

Las cuentas ómnibus, por su parte, servirán para que fiduciarias y comisionistas puedan hacer la labor de distribución de los fondos de sus competidores sin tener que revelarles los nombres de sus clientes. Así, por ejemplo, si una entidad tiene un fondo muy bueno de TES y a sus colegas les gusta, ellos se lo pueden vender a sus clientes, así como los corredores de seguros venden pólizas de distintas aseguradoras. Con esto se busca que los administradores les puedan ofrecer una gama más amplia de portafolios a los inversionistas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?