| 10/14/2015 7:00:00 AM

Ahorros de colombianos protegidos ante la crisis

Fogafín organiza un esquema de seguro de depósitos para proteger los ahorros de los colombianos en caso de liquidación de una entidad inscrita. Lecciones de las crisis.

Las corridas bancarias no son fenómenos nuevos y para mitigarlas se crearon los aseguradores de depósitos. Su fin es generar confianza en el público para que en momentos de incertidumbre los ahorradores no teman por sus ahorros.

Con las crisis financieras anteriores como referente, el gobierno nacional tomó medidas preventivas y hace 30 años creó –a través de la Ley 117 de 1985– a Fogafín, entidad adscrita al Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

La labor de esta entidad se ha enfocado en dos tareas principales: organizar un esquema de seguro de depósitos para proteger los ahorros de los colombianos en caso de liquidación de una entidad inscrita y brindar apoyo frente a situaciones de entidades financieras que presenten fuertes deterioros patrimoniales.

Manteniendo este foco, Fogafín se ha venido preparando para garantizar la confianza de los depositantes en el sistema financiero, servir como herramienta principal del Gobierno ante momentos de crisis, y evitar que en este eventual caso suceda algo parecido a la situación de Grecia: largas filas de ahorradores en las puertas de los bancos buscando retirar sus ahorros e imposición de fuertes medidas para evitar el colapso del sistema bancario.

Colombia y su sistema bancario

En el último año la economía colombiana ha venido desacelerándose, los niveles de solvencia agregados están cercanos a 15%, y los indicadores de cartera y rentabilidad son positivos.

Pero, si bien esto es un parte de tranquilidad, ¿qué tan preparados estamos para afrontar una situación de inestabilidad, aún si la probabilidad de que suceda en el futuro cercano sea baja?

Colombia cuenta con instrumentos para afrontar eventos similares y la primera línea de defensa es el Seguro de Depósitos de Fogafín, el cual cubre hasta $20 millones en caso de liquidación; es decir, si usted tiene hasta este monto en una cuenta o en un CDT y existe el rumor de que la entidad se puede quebrar, no hay que salir corriendo a retirar su plata porque está asegurada.

De acuerdo con lo reportado por Fogafín, con una cobertura de $20 millones, más de 95% de los depositantes se encuentran totalmente cubiertos y no tienen motivos para preocuparse si el banco donde tienen el dinero enfrenta problemas de liquidez o solvencia. Esto muestra la solidez del sistema.

Fogafín ha venido trabajando para que los fondos se entreguen en cuestión de días y en construir una reserva importante que se invierta de forma que los recursos no pierdan valor cuando más se necesitan. Actualmente cuenta con más de $14 billones para respaldar los depósitos de los ahorradores, y más de 80% de estos se encuentran invertidos en activos fuera del país, por lo que no estarían en riesgo en caso de una crisis local.

Las lecciones del pasado y especialmente los referentes en otros países han llevado al país a moverse para salvaguardar la estructura bancaria y que la imagen de los ahorradores preocupados en las puertas de los bancos no se vea.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?