| 11/9/2017 12:01:00 AM

Arrancan las Sedpes para atender a los excluidos de la banca

Con el lanzamiento de Movii arrancan las Sedpes, unas nuevas entidades financieras que, de la mano de la tecnología, buscan atender a los excluidos de la banca.

Colombia es un país de contrastes. Por un lado tiene un sistema financiero sólido, sano y moderno, que crece dentro y fuera de las fronteras y, por el otro, aún 20% de su población adulta (49%en el caso de los habitantes del campo) que no tiene acceso a la banca y que, por lo tanto, no tiene créditos, cuenta de ahorros, ni mucho menos una tarjeta débito que les permita ser partícipes de la economía digital.

En búsqueda de una solución, el Gobierno creó un nuevo tipo de entidades financieras a las que denominó Sociedades Especializadas en Depósitos y Pagos Electrónicos (Sedpes).

Como tienen licencia bancaria, inicialmente contaron con la oposición de los bancos, que veían en las Sedpes unos competidores a los que se les exigía mucho menos para operar; pero Jorge Castaño, superintendente Financiero, explica que esa molestia se resolvió durante el diseño de las Sedpes, pues a estas les quedó prohibido prestar dinero. Su función principal es captar y manejar cuentas de depósitos electrónicos, que a su vez sirven para realizar pagos, recargas de celulares, transferencias, pagar subsidios, etc.

Además, la exposición a riesgos de las Sedpes es menor que la de los bancos. Corren riesgos operativos –y para estos se les exige que los recursos que capten duerman todas las noches en un banco comercial– y riesgos de lavado de activos, para los que deben cumplir todas las normas de prevención que se aplican al sistema financiero. Por esos niveles de riesgo, se les exige un capital mínimo más pequeño (hoy cercano a los $7.000 millones), pero lo más importante para lograr su licencia es una estrategia de negocios que demuestre cómo van a atender a sus clientes”, aclara Castaño y agrega que ya han aprobado cuatro Sedpes y tienen una más en proceso de autorización.

De recargas a billetera digital

La primera Sedpe aprobada y que en unos tres meses ya estará prestando servicios es Movii, que pertenece a MovilRed, una de las mayores empresas de transacciones electrónicas del país, con más de 60.000 puntos de venta, cuyo servicio estrella es la recarga de celulares.

Lea también: Aunque el precio del petróleo fue la ‘kriptonita‘ de Ecopetrol, hoy es su salvación

Hernando Rubio, CEO de MolvilRed, dice que buscaron la licencia de Sedpe porque la mayoría de sus clientes actuales son de la base de la pirámide y quieren ayudarlos a crear un historial de pagos, que posteriormente les pueda servir para que les otorguen crédito las entidades financieras. “Hoy solo se cuenta con la información de quién realiza giros, pero no de quién paga facturas o hace recargas y ellos también tienen derecho. Queremos hacer visibles a los invisibles”, sostiene.

Básicamente, las Sedpes van a funcionar con una especie de billetera digital, que las personas descargan en sus respectivos celulares (cada Sedpe debe crear una aplicación que se pueda bajar en la tienda de Apple o de Android). Dichas billeteras serán depósitos electrónicos de trámite simplificado, que se abrirán solo con el número de la cédula y su fecha de expedición. Sus usuarios deberán consignar dinero en esa billetera y luego con ella hacer todos los pagos posibles electrónicamente. Las personas no bancarizadas podrán depositar dinero en su billetera de la misma manera que recargan su celular o recibir allí los subsidios que les paga el Gobierno.

Las transacciones por las Sedpes tendrán un tope de máximo tres salarios mínimos (hoy $2,13 millones). Si el usuario supera esa cifra le pedirán más información.

Con los comercios

Otro es el modelo de negocio de Tecnipagos, la Sedpe de Credibanco, que va a estar enfocada en los pequeños comercios del país que hoy no reciben pagos electrónicos. Se estima que, en promedio, una familia colombiana paga entre 13% y 14% de sus gastos de forma digital y Gustavo Leaño, presidente de Credibanco, dice que de seguir a ese paso al país le tomará 15 años alcanzar el promedio de América Latina, que es de 25%.

Su propuesta con Tecnipagos es facilitarles a los pequeños comercios la aceptación de pagos electrónicos y en cinco años poder llegar a unos 300.000 clientes (Credibanco en toda su historia ha logrado vincular a 110.000).

Recomendado: Hasta $75.000 millones pagaría Postobón y Carbones del Cerrejón por obstruir facturas

Otra Sedpe que se alista para entrar al mercado aún no tiene marca y pertenece al Grupo Aval, el cual lleva varios años desarrollando una estrategia que propicie la bancarización, mejore las experiencias de pago vía canales digitales y desincentive el uso de efectivo, que cada vez promueve más la informalidad en Colombia. Sus clientes objetivo no solo son las personas que no atiende la banca, sino también los milenials, que son los más propensos a usar nuevas tecnologías y además buscan relacionarse de manera diferente con la banca.

La cuarta Sedpe aprobada es Pagos GDE, que pertenece al Grupo Empresarial Jaime Torres y Cía., el cual se dedica a prestar servicios de procesamiento de información cíclica y masiva y que buscará trabajar en convenio con redes ya existentes.

Nace un nuevo negocio, que ojalá ayude a reducir las brechas del país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 530

PORTADA

Empresarios se enfrentan a la incertidumbre del proceso de paz

Aunque el Gobierno ha desestimado los riesgos, los empresarios han manifestado inquietudes en la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Además, hay tensión en el sector empresarial.