| 6/13/2014 4:00:00 PM

La gran apuesta

El sector privado debe involucrarse más en la reconciliación y el postconflicto. Estos son algunos ejemplos de empresas que lo están haciendo bien.

El propósito de reconciliación nacional comenzará a reflejarse también, en un futuro tal vez no muy lejano, en los balances de las empresas. El sector real de la economía no es ajeno a ese sueño y, a través de programas de empleo, capacitación e inclusión productiva está abriendo nuevos espacios para desmovilizados, víctimas y otros actores que decidieron alejarse de la escena del conflicto para apostarle a la paz.

Proyectos diseñados en esta dirección por algunas de las empresas más importantes del país se han concretado en 510 iniciativas identificadas al cabo de nueve meses de trabajo por Reconciliación Colombia, que se ha posicionado como una iniciativa de la sociedad civil que articula, además de los empresarios, a organizaciones sociales, agencias de cooperación internacional y medios de comunicación.

Su objetivo es promover el conocimiento, la articulación y la transferencia de información alrededor del tema de reconciliación, desde una mirada regional.

Muchos son los casos exitosos de las empresas comprometidas con la reconciliación, algunos de ellos publicados en la revista Reconciliación Colombia.

También se han hecho visibles centenares de iniciativas de comunidades que buscan reponerse de los estigmas que les ha dejado la violencia y que trabajan por volver a confiar no solo en las instituciones sino en sus propios vecinos.

Si bien se evidencia que ya existen varias iniciativas empresariales en temas de reconciliación que han tenido un importante impacto en materia de empleo y generación de ingresos para las poblaciones más vulnerables, aún falta mucho por hacer y se requiere un mayor compromiso de este sector.

Estos son algunos de los ejemplos destacados por Reconciliación Colombia de lo que están haciendo los empresarios para lograr este objetivo. La totalidad de las iniciativas pueden ser consultadas en la página www.reconciliacioncolombia.com.

Fabricio Ponce, Presidente Coca-Cola Femsa

Desde 2007 esta empresa desarrolla los proyectos Espacios de Paz y Reconciliación, Centros Comunitarios de Aprendizaje y Aportando Tiempo. En estos, los desmovilizados pueden realizar su servicio social y recibir capacitaciones, y las víctimas, educación formal y técnica.

Roberto Pizarro, Presidente de la Fundación Carvajal

Enfocados en promover el bienestar humano, han capacitado a cerca de 300 reinsertados con aptitudes de empresarios y los han ayudado a conseguir trabajo. Además, ha cofinanciado la creación de las empresas donde trabajan desmovilizados en labores de dirección y coordinación.

Milton Barrera, Presidente de Eternit

Gracias a una subvención económica y un aporte inicial de maquinaria, Eternit hizo posible el nacimiento de Mundo Maderas y de Ganchos y Amarras, empresas en las que trabajan más de 30 desmovilizados. Hoy las dos son destacadas proveedoras de Eternit.

Sylvia Escovar, Presidente de Terpel

Terpel tiene tres apuestas por la reconciliación: primero, difunde los proyectos que desarrolla la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) para los desmovilizados; busca alternativas de empleo para los excombatientes y genera desarrollo en el territorio nacional.

Juan Camilo Chávez, Presidente de Sodexo

Con el apoyo de la Alcaldía de Medellín, Sodexo creó en 2006 el programa Soluciones, a través del cual ha vinculado a 800 desmovilizados y víctimas en oficios como auxiliares de limpieza, técnicos de mantenimiento, cocineros, mensajeros y personal de coordinación.

Carlos Enrique Cavelier, Coordinador de Sueños en Alquería

Desde hace seis años, Alquería apoya a 1.000 pequeños y medianos productores de leche de Meta y Caquetá con un negocio inclusivo para el diseño de estrategias y actividades que hagan el trabajo de los proyectos sostenibles a nivel social, económico y ambiental.

Jorge Lezin, Presidente de Coltabaco

Desde 2008 brindan oportunidades laborales a desmovilizados a través de siete tiendas por departamentos en diferentes poblaciones de la Costa Caribe. Además, en San Jacinto y Carmen de Bolívar capacitan desmovilizados en seguridad alimentaria y habilidades artesanales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?