| 10/5/2014 11:00:00 AM

‘No soy ningún infiltrado’

Andrés Uribe, expresidente de la BNA, explica su actuación en el proceso de reorganización de la firma C.I. Corporación Petrolera y aclara su relación con la firma Torres Cortés.

El pasado 8 de agosto, la revista Dinero publicó un artículo titulado El infiltrado, sobre las actuaciones del expresidente de la Bolsa Nacional Agropecuaria (BNA) –hoy Bolsa Mercantil–, Andrés Uribe Arango, en la reorganización de la firma C.I. Corporación Petrolera S.A., la relación con la comisionista Torres Cortés en negocios de factoring y su retiro de la BNA cuando era ministro Andrés Felipe Arias. Uribe, en entrevista con Dinero, explica sus actuaciones.

¿Cómo se da su salida de la BNA?


Los hechos relativos a mi gestión como presidente de la BNA, y en especial la importante y necesaria capitalización de la Bolsa Nacional Agropecuaria, que entonces se aprobó y que constan en el informe de gestión que en cumplimiento de mis deberes presenté a esa entidad al retirarme, ya fueron plenamente investigados y fallados por la Superintendencia Financiera, entidad que me absolvió de todos y cada uno de los infundados cargos que entonces se me formularon, mediante resolución que se encuentra debidamente ejecutoriada, y nada tienen que ver con mis actuaciones como promotor de la firma C.I. Corporación Petrolera S.A.

¿Cómo llega su designación como promotor de C.I. Corporación Petrolera?


No apelé a lo que llamaron “aparente fragilidad de la memoria colectiva” para que se me designara como promotor, ni me infiltré. La designación obedeció al fuero interno del señor Superintendente de Sociedades, quien para ello conoció y evaluó mi hoja de vida y mis actuaciones.

¿C.I. Corporación Petrolera tenía negocios de factoring con la comisionista Torres Cortés?


Eso no es cierto, ya que, como se puede comprobar con los balances de esa entidad que yo solicité rehacer, así como con los autos de reconocimiento de derechos de votos y de calificación y graduación de créditos que fueron avalados por la Superintendencia de Sociedades, se puede evidenciar la inexistencia de los negocios de factoring que no aparecen registrados en su contabilidad.

¿Eso qué significa?

Que la sociedad Torres Cortés, intervenida entonces por la Superintendencia Financiera y representada por su liquidadora, doctora Marta Cilia Nieto, no era acreedora de la sociedad C.I. Corporación Petrolera S.A., y por ello no solo no se presentó a hacer reconocer los supuestos créditos a su favor, sino que tampoco obtuvo ningún derecho de voto en el proyecto final de calificación y graduación de créditos que fue aprobado por los demás acreedores y la Superintendencia de Sociedades en la forma prevista por la Ley.

¿Qué pasó con el Superintendente de Sociedades cuando le pidió aclarar sus actuaciones?

Cuando el superintendente Vélez me solicitó aclaraciones sobre mis relaciones con Torres Cortés o sobre mi incompatibilidad para obrar como promotor de la empresa simplemente le informé que renunciaba a seguir siendo el promotor hasta tanto no se aclarara esta situación. Nada tengo que ver con el proceso de intervención de la firma Torres Cortés Comisionista de Bolsa. Si Torres Cortés no fue acreedor de la Corporación Petrolera, ¿cómo podría ocultar información o cómo podía entonces entorpecer el proceso liquidatorio?

¿Cuál es su relación con la firma Torres Cortés?


Conozco y fui socio de los señores Leonel Torres Cortés y Leonel Torres Jaramillo, como accionistas que fueron de la sociedad Inversiones y Mercados de Capitales S.A.S. (Inmercap), en la cual poseo un porcentaje minoritario de capital. De esta sociedad se desvincularon los señores Torres luego de un proyecto inviable que nos generó cuantiosas pérdidas, lo que determinó su salida como accionistas de la sociedad mediante una negociación de sus acciones con los restantes accionistas de la sociedad.

¿Usted ocultó su condición de socio de los señores Torres?

Eso no es cierto. La única verdad es que dejé de serlo desde el mes de enero de 2013, antes de mi posesión. Tampoco es cierto que yo haya sido representante legal o empleado de confianza en empresas controladas por los mencionados señores, a excepción de la efímera sociedad con Inmercap.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?