| 3/19/2015 3:15:00 PM

Ecopetrol define su futuro

La compañía sintió el golpe durante el último trimestre del año pasado. ¿Cómo empezó 2015 y qué está en juego justo ahora que hay cambio de administración?

La mayor parte del mercado de valores quedó sorprendida con los resultados del último trimestre del año pasado de la compañía más grande de Colombia, Ecopetrol.

Por primera vez en su historia reciente, la empresa registró pérdidas en un trimestre y el resultado anual significó una caída de 40% en las utilidades. El panorama parece desolador y muchos se preguntan sobre las causas de semejante resultado.

La principal es obvia: el precio promedio del barril de crudo WTI cayó 25% en el último trimestre, pues pasó de US$97,3, a US$73,1; con el Brent ocurrió lo mismo, pues de US$103,5, se ubicó en US$77 el barril.

A esta dramática situación se suma la caída en la producción de crudo que, según Business Intelligence Latam (BI Latam), unidad de negocios de Publicaciones Semana, pasó en 2014 a 755.400 barriles diarios desde los 788.200 de 2013.

Pero hay otros factores que agudizaron los malos resultados: la tasa de tributación de Ecopetrol el año pasado se disparó a 40,48%, seis puntos más que lo observado en 2013, por cuenta de lo que los expertos llaman “diferencia en tipo de cambio en inversiones permanentes”, que le subió el pago de impuestos en 11,51 puntos y representó mayor imporrenta por $2,9 billones.

En el análisis de BI Latam se señala de otra parte que además de “una menor producción y unos menores precios de venta, la compañía aumentó los gastos operativos de $1,4 billones en el tercer trimestre de 2014 a $2,8 billones en el último trimestre del mismo año, principalmente por mayores costos de administración y mayores gastos de exploración asociados a pozos declarados secos. Todo lo anterior llevó a que el Ebitda alcanzara los $2,4 billones, el nivel más bajo desde hace seis años, cuando la producción de Ecopetrol se encontraba alrededor de los 500.000 barriles diarios”.

Los indicadores son realmente preocupantes. Sin embargo, en el último trimestre del año la empresa empezó a romper la tendencia. Mientras entre julio y septiembre pasados la producción promedio llegó a 704.000 barriles por día, en el último periodo del año ascendió a 712.600. Para el primer trimestre de 2015, el promedio de producción debería estar en 725.000 barriles diarios, lo que significa que la compañía está sacando entre 12.000 y 15.000 barriles más de lo esperado.

“Por otro lado –señala BI Latam– la suma total de dinero en efectivo, equivalentes de efectivo e inversiones a corto y largo plazo, para Ecopetrol es de alrededor de $10,64 billones (US$ 4.449 millones) al 31 de diciembre de 2014, lo que en teoría permitiría a la compañía operar, pagar dividendos y mantener su plan de inversión revisado de 2015, el cual se encuentra en los US$7.860 millones, inferior en 25,8% al plan de inversiones de 2014”.

El plan de ajuste

En el comienzo de 2015, la expectativa en torno de la compañía es total. Primero, la petrolera deberá provisionar el impuesto al patrimonio, que dará de nuevo “un duro golpe” al balance en el primer trimestre. De hecho, no se puede descartar que la compañía vuelva a arrojar malos resultados durante este periodo.

Sin embargo, el plan de ajuste ya está avanzando y los ahorros logrados hasta el momento casi alcanzan los $700.000 millones. A esto se suma que la operación se está consolidando y los niveles de producción de crudo son crecientes, lo que se ve fortalecido por la reducción en los atentados a los oleoductos.

Por ejemplo, los niveles de producción de Castilla pasaron de 114.000 a 125.000 barriles diarios, mientras que Chichimene pasó de 60.000 a 82.000 diarios. Entre los dos están produciendo cerca de 205.000 barriles, lo que convierte a este proyecto en el principal campo petrolero del país actualmente.

A esto hay que sumarle que los costos de perforación por pozo cayeron 40% gracias a las medidas de ajuste realizadas recientemente.

Una de las decisiones trascendentales que adoptó la junta directiva es empezar a reducir estructuralmente el porcentaje de utilidades que se distribuye como dividendo. Para la asamblea de este 26 de marzo se propondrá repartir 70% del total de la utilidad y, según pudo establecer Dinero, la indicación de la junta directiva es que para los próximos años se logre reducir este nivel hacia 50% o 40%.

Hay otro factor de análisis. Según BI Latam, “el pasado viernes 13 de marzo de 2015 Ecopetrol anunció la no renovación de la operación para el campo Rubiales por la compañía Pacific Rubiales, el cual se encuentra en declinación de producción. A pesar de que en teoría es una buena noticia para los ingresos de la compañía, ya que en el futuro toda la producción de este campo será para Ecopetrol, el mercado no respondió positivamente a este anuncio”.

El nuevo presidente de la compañía, Juan Carlos Echeverry, tomará posesión el 6 de abril. Si bien llega para consolidar el plan de ajuste, también es cierto que tiene una enorme presión por mostrar resultados en nuevos hallazgos. Allí se encuentran los campos CPO9 (que tiene los pozos Nueva Esperanza 1, 2 y 3) y los proyectos off shore Kronos y Kalazoo, que todo parece indicar van a dar buenas noticias en los próximos meses.

No son buenos tiempos para la empresa más grande de Colombia. Es muy probable que algunos malos resultados se pongan de nuevo en evidencia durante el primer trimestre de este año por razones tributarias. Sin embargo, todo parece indicar que en materia operativa la compañía está mejorando. A Echeverry le tocó llegar en una dura coyuntura, pero si se consolidan los niveles de producción crecientes y se anuncian nuevos hallazgos, la historia podría cambiar. Ese debería ser el capítulo que sigue en esta historia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?