| 2/20/2015 10:55:00 AM

Incertidumbre para empresas de servicios petroleros

Las variaciones en la tasa de cambio, la eliminación de incentivos para la industria y la demora en la expedición de licencias ambientales le pasaron factura a empresas del sector petrolero.

Las dificultades del sector petrolero ya le empezaron a pasar cuenta de cobro a las empresas de servicios de esta industria. 

Volatilidad de la tasa de cambio, eliminación de incentivos para el sector, demoras en la expedición de licencias ambientales a las empresas operadoras y grandes inversiones apalancadas con crédito externo, entre otras, fueron las razones que motivaron la crisis de muchas empresas del sector de hidrocarburos que debieron acogerse a procesos de reorganización.

Si bien la crisis petrolera se ha intensificado en lo corrido de 2015, desde el año pasado había comenzado a afectar a empresas pequeñas y medianas que realizan alguna actividad relacionada con esta industria.

Tal como lo anunció Dinero en su edición del pasado 5 de febrero, el número de compañías que ha recurrido a la Superintendencia de Sociedades para solicitar un proceso de reorganización va en aumento.

Aunque buena parte de estas empresas están domiciliadas en Bogotá, también hay firmas de otras regiones que han debido recurrir a la entidad de control para tratar de encontrarle una salida a su crisis financiera y en el camino están otras de departamentos como Santander, según señaló el propio superintendente, Francisco Reyes.

En el listado de las más recientes compañías que han sido admitidas por la entidad de vigilancia en proceso de reorganización se encuentran Venseca Corp, GPC DrillingS.A.S, Compañía Distribuidora de Combustibles S.A.S y en liquidación judicial fue aceptada Sismografía y Petróleos de Colombia S.A.S.

En el primer caso, la protagonista es una firma dedicada a la explotación y extracción de hidrocarburos y la perforación de pozos petroleros, cuyos pasivos iban en aumento al igual que sus pérdidas.

De acuerdo con información suministrada a septiembre 30 de 2014, la sociedad registraba activos por $27.496 millones, mientras sus activos sumaban $40.824 millones. La empresa –que fue aceptada en el proceso el pasado 29 de enero y tiene su domicilio en la capital del país–, tenía obligaciones vencidas superiores a 90 días por $20.585 millones.

Otro es el caso de GPC Drilling S.A.S, sociedad que, si bien es un poco más pequeña, también se impactó por el momento difícil que vive el sector. Sus activos a noviembre 30 de 2014 sumaban $6.989 millones, mientras los pasivos se situaban en $29.515 millones y las pérdidas superaban los $3.500 millones.

La Compañía Distribuidora de Combustibles S.A.S. –con domicilio en el Valle del Cauca–, evidencia cómo, entre los años 2013 y 2012, sus ingresos operacionales registraban una significativa reducción de 39%. 

Estos casos son una clara evidencia de que las cosas no andan bien y que no solo las grandes organizaciones se impactan por la caída del precio del petróleo, sino que en cascada van las que les prestan servicios.

***

Liquidación judicial


La firma Sismografía y Petróleos de Colombia S.A., por su parte, entró en proceso judicial. Según la Supersociedades, la empresa presentó dificultades económicas en los últimos periodos, que fueron intensificándose con el correspondiente incumplimiento en distintas áreas: acreencias laborales, impuestos, pago a proveedores y obligaciones financieras. A noviembre de 2014, los activos de la organización sumaban $142.000 millones, mientras los pasivos se situaban en $140.000 millones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?