| 3/20/2014 4:00:00 PM

Algo no cuadra

Las cifras de trabajo abrieron la polémica: mientras unos ven que la lucha contra el desempleo va bien, otros señalan que las tendencias son un desastre.

Siempre es difícil que los expertos se pongan de acuerdo sobre lo que pasa con la economía. Pero la reciente tendencia en el mercado laboral abre un nuevo frente de debate que es necesario abordar. ¿Qué está pasando con el desempleo en Colombia?

El Gobierno canta victoria y señala que en estos cuatro años han sido creados más de 2,5 millones de nuevos puestos de trabajo. Sin embargo, hay quienes no ven las cosas de esa forma. El director del Observatorio Laboral de la Universidad Externado, Estéfano Farné, asegura que las cifras muestran “un desastre; la gente se está retirando del mercado y eso es lo que está registrando la mejoría. Por un lado, los desempleados se están quedando ‘inactivos’ y, por el otro, el de las cifras de ocupados, están desapareciendo los ‘informales independientes’”.

Según Farné, “como es menos gente la que busca trabajo, baja la tasa de desocupación y como hay menos gente en el sector informal, baja la tasa de informalidad. El desempleo no baja porque aumente en el sector formal privado”, dice.

De acuer-do con Farné, otra tendencia de los últimos meses es un aumento importante en el empleo público, por cuenta de la ley de garantías que aceleró a finales del año pasado la contratación en las entidades estatales. “No es para nada una visión muy positiva. En el total promedio 2012 y 2013 se generaron 351.776 empleos nuevos. Pero entre 2011 y 2012, el promedio era 676.907 empleos. Las cosas empeoraron, se generaron la mitad de los empleos”, explica.

El debate

El director ejecutivo de Fedesarrollo, Leonardo Villar, tiene una perspectiva muy distinta sobre las cifras. “Estoy muy satisfecho, ante todo con el comportamiento de la formalidad. Hay un cambio muy fuerte en la tendencia desde comienzos del año pasado que es difícil entender por algo distinto a la reforma tributaria”.

Destaca Villar que hay una reducción fuerte en la informalidad que coincide “de manera exacta” con la reducción en los costos de la contratación de mano de obra por la reforma tributaria más reciente, que propuso bajar varios puntos en el impuesto a la renta y crear el impuesto CREE. Con esa medida se buscaba reducir las cargas a la nómina.

Desestima que sean las cifras de empleo público las que expliquen el cambio de tendencia. “Que aumente el empleo público no es algo que pese dentro del empleo total como para explicar las tendencias. No creo que esa sea la explicación central”, señala.

Reconoce que el año pasado la generación de empleo se desaceleró, pero eso coincidió con la tendencia de la economía en general. “El crecimiento del empleo total es importante. Estamos en ritmos de crecimiento de 500.000 empleos, eso no era el ritmo de 2012, cuando se alcanzó un millón. Sin embargo, desde el tercer trimestre de 2013 empezó a recuperarse la tendencia”, dice Villar.

Por su parte, Jairo Núñez, investigador de Fedesarrollo, aseguró que la buena tendencia de las cifras muestra un cambio estructural, originado por “los cambios normativos en parafiscales y todo el tema de la reforma tributaria y de la ley 1429 (de formalización laboral)”. Para él, esto queda ratificado en los registros de seguridad social en el sistema Pila. “Es increíble cómo está creciendo el trabajo formal. Las cosas son positivas por donde se miren”, señala.

Es claro que el mercado laboral colombiano sí está en una transición. Pero, que la explicación sea un retiro masivo de personas que antes buscaban trabajo y ahora son inactivos o que cada vez haya más empleados formales será el debate que el país deberá enfrentar en el futuro inmediato. Que empiece la polémica.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?