| 11/23/2017 12:00:00 AM

Inversionistas a la espera del nuevo TES a 30 años

El Gobierno está por estrenar un nuevo TES a 30 años con el que busca ampliar las opciones de inversión para fondos de pensiones y aseguradoras, los cuales tendrán que pagar cada vez más mesadas de jubilación.

Los 125.400 colombianos que hoy están pensionados por los fondos privados, más los 60.000 que reciben su mesada pensional a través de una renta vitalicia de una aseguradora, son hoy un motivo de preocupación para los actores del sector, que deben buscar alternativas de inversión de largo plazo que les permitan ‘estirar’ por el mayor tiempo posible el ahorro de sus pensionados.

Esto porque al momento de la jubilación el compromiso de los fondos de pensiones, pero en especial de las aseguradoras, es que deben pagar una mesada hasta la muerte del pensionado o hasta la muerte de sus sobrevivientes con derecho a heredar la pensión.

El tema es que, con la mayor expectativa de vida de los colombianos, es muy probable que un pensionado viva 20 o hasta 30 años después de jubilarse, lo que hace que el dinero que alcanzó a ahorrar en el fondo privado deba ser invertido eficientemente para que no se agote pronto.

Cuando una persona se pensiona con un fondo privado tiene dos opciones: se queda en el fondo, que le paga su mesada a través de un retiro programado o con su ahorro le compra una renta vitalicia a una aseguradora.

Recomendado: Activos del sistema financiero subieron 7,6% en septiembre

La principal diferencia entre ambas opciones es que, con el retiro programado, a la persona le pagan una mesada que se ajusta anualmente con las rentabilidades de los mercados de valores (así que puede subir o bajar) y si la persona muere antes de que se le acabe el ahorro y no tiene cónyuge o hijos con derecho a la pensión, el dinero restante lo heredan sus familiares. Si, por el contrario, la persona vive mucho, cuando ya le quede poco dinero debe pasarse a una renta vitalicia, pero con menos ahorro, lo que implicaría mesadas más bajas.

Las rentas vitalicias que pagan las aseguradoras, por su parte, funcionan igual que Colpensiones, pues le garantizan al pensionado hasta su muerte una mesada mensual que se ajusta cada año con inflación o con el aumento del salario mínimo, de ser el caso. Si la persona muere pronto y no tiene a quién heredarle la pensión, el dinero restante queda para la aseguradora, pero si vive mucho y se acaba el ahorro, la aseguradora debe seguir pagando con sus recursos.

Nueva alternativa

El lío actual de los fondos de pensiones privados y las aseguradoras es que necesitan más opciones de inversión de largo plazo, pues las actuales no superan los 20 años, y es claro que cada vez van a tener más pensionados, que adicionalmente van a vivir más.

Para hacerle frente a este problema –que no lo tiene Colpensiones, pues sus mesadas se pagan con los impuestos de todos los colombianos– el Gobierno planea emitir un nuevo TES a 30 años que, de acuerdo al plan financiero del Ministerio de Hacienda, debería salir al mercado en noviembre de 2017.

Los TES, que son los títulos de deuda interna del Gobierno, son el principal activo de inversión de los fondos de pensiones y aseguradoras.

Puede interesarle: Inversión extranjera de portafolio cae 31% a octubre

Ana Milena López Rocha, directora de Crédito Público, explica que con este nuevo TES (que estará indexado a la UVR) el Gobierno podrá cubrir parte de su financiamiento con instrumentos de largo plazo que mejoran su perfil de deuda, al tiempo que los inversionistas institucionales reducen su riesgo de reinversión.

Dicho riesgo consiste en que, cuando vence una inversión que hicieron (por ejemplo a 10 años), deben adquirir otra y no hay garantía de que vuelvan a conseguir la misma tasa de interés de la primera inversión.

“Por otro lado, en términos de desarrollo de mercados, para la economía es conveniente contar con una extensión en la curva de rendimientos local, pues en este momento el plazo más largo de TES en UVR es a 20 años. El mercado en general, así como otros emisores públicos y privados se beneficiarán con esta colocación, al poder tener una referencia cero riesgo de mayor plazo”, reitera López.

Le emisión del TES a 30 años será por $1 billón y la expectativa de operadores como la comisionista Casa de Bolsa es que el nuevo título se ubique en un rango de tasa de interés entre 4% y 4,10%, debido a que se espera una alta demanda, además porque los TES se benefician con la reducción de tasas de interés del Emisor.

Ajustes en el régimen

Jorge Llano, director de Estudios Económicos de Asofondos, opina que el TES a 30 años es clave para el desarrollo de las rentas vitalicias y del retiro programado y, además, llegará en un buen momento; pues, junto con el Gobierno están preparando cambios al régimen de inversiones del fondo de retiro programado.

Lea también: Colombia avanza en su pasaporte de inversiones para la Alianza del Pacífico

“Los recursos que están en el fondo de retiro programado se manejan como un portafolio conservador, tratando de mantener el valor del capital en periodos de cinco años, pero el problema es que esos recursos se deben mantener por unos 20 años. Por eso se necesita un régimen de inversión más flexible en cuanto al máximo que se puede destinar a cada activo, por ejemplo, permitiendo que se destinen más recursos a infraestructura o sector inmobiliario, que también son opciones de largo plazo”, señala Llano y agrega que el proyecto para hacer dichos cambios ya está para comentarios en el Ministerio de Hacienda.

Jorge Castaño, superintendente Financiero, explica que lo que se busca con los cambios al régimen de inversiones es mejorar las alternativas para los fondos de pensiones, que junto con las aseguradoras son los actores financieros que tienen más vocación de largo plazo.

“Con una curva de deuda más amplia –como la que se espera con el TES a 30 años– se puede estimar mejor cuál va ser el precio futuro del dinero, la tasa de interés y el componente de riesgo. Sirve para planear mejor las inversiones entre los inversionistas institucionales”, puntualiza.

Castaño también señala que, dado que el sistema privado de pensiones ya está maduro y llegando a su máximo punto de acumulación (con casi $250 billones bajo administración), lo que viene ahora es enfocarse más en el pago de las mesadas pensionales, pues se prevé que en los próximos cinco años más colombianos se van a jubilar con este sistema.

Mientras se llega a ese punto es innegable que flexibilizar el régimen de inversión y ofrecer nuevos activos, como los TES a 30 años, será beneficioso para los pensionados, los fondos, las aseguradoras y el Gobierno.

Bonos a mil años

La empresa energética danesa Orsted acaba de realizar una emisión de bonos que vencen en 3017; es decir, en mil años. Así consiguió 500 millones de euros, pero recibió órdenes hasta por 2.400 millones de euros de inversionistas interesados en este tipo de papeles, que también se conocen como bonos a perpetuidad.

Recomendado: Minhacienda se prepara para “democratizar” el mercado de valores

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?