Dinero.com Revista Dinero

Uno de los negocios que perdurarán en un eventual escenario de posconflicto, será el de tráfico ilegal de armas.

| 4/18/2013 12:00:00 PM

Los negocios de la guerra

Cuatro multimillonarios ‘negocios’ vinculados a la guerra que, según los expertos, no van a desaparecer ni tras la firma de la paz con las Farc.

Nunca antes Colombia había visto tan de cerca un escenario de paz como el que hoy se cimienta en Cuba. Así como tampoco había respirado un ambiente de positivismo como el que impregnó las calles de algunas ciudades del país el pasado 9 de abril, cuando miles de personas se agolparon para respaldar los diálogos entre el Gobierno y las Farc.

De llegar a un acuerdo con los cabecillas de la guerrilla, Juan Manuel Santos pasaría a la historia por ser el único Presidente capaz de ponerle punto final a un conflicto que, durante cinco décadas, ha golpeado de frente a millones de colombianos. Al mismo tiempo, cerraría con candado esa ‘franquicia’ llamada Farc que, sin duda, ha visibilizado a Colombia –ante los ojos de la comunidad internacional– como una nación violenta.

Quizás por eso, el Presidente y su equipo saben que es perentorio meter el acelerador a fondo a la negociación en Cuba. Tanto así que, pese a las dificultades que ha habido en la isla, el mandatario ha enfatizado sobre el corto tiempo que debe durar el proceso, al punto de expresar –en palabras suyas– que sería diciembre de este año la fecha en que los colombianos recibirían la tan anhelada noticia de haber alcanzado la paz.

Entonces, de llegar a un pacto con la guerrilla –tal y como clama la mayor parte del país–, ¿entraría Colombia a vivir en una era de paz definitiva? Desafortunadamente, la respuesta apunta hacia un no rotundo. Miles de actividades ilegales y un listado de millonarios negocios vinculados a la guerra seguirán presentes. Las Bacrim, las mafias, el narcotráfico, el tráfico de armas, la delincuencia común y la explotación indiscriminada e ilegal de recursos naturales, son tan solo un manojo de esas acciones que perdurarán, a pesar de una eventual terminación del conflicto con las Farc.

Por lo pronto, mientras se dilucida el enigma de si realmente se está hablando de una paz verdadera o no, Dinero identificó los ‘negocios’ vinculados a la guerra que sobrevivirán durante un posible escenario de posconflicto.

1|   Paramilitarismo
Tras el proceso de desmovilización de las AUC –en 2008– , muchos vislumbraron el fin del paramilitarismo en Colombia. Las cosas en la actualidad, no obstante, evidencian que el fenómeno sigue más vivo que nunca. Según registros de la Unidad Investigativa de Indepaz, los grupos de autodefensa pasaron de estar en 259 municipios –durante 2008– a hacer presencia en 360 municipios –en 2010–. Además, luego de hacer un barrido de los eventos delictivos de 2011, la entidad pudo establecer que ese año la acción narcoparamilitar se incrustó en 347 municipios.

La tesis es confirmada por Human Right Watch, cuando dice que hoy existen 10.200 miembros de las Bacrim. Cifra muy similar a la que maneja Indepaz, que habla de entre 7.200 y 10.000 hombres. Las consecuencias que ha dejado esa especie de ‘nueva colonización’ del paramilitarismo no son cualquier friolera. En 2011 llegaron a Justicia y Paz 17.562 víctimas de ese grupo delincuencial que, entre otras cosas, se financia mediante la minería, que le sirve para lavar las millonarias sumas de dinero que recibe como producto del narcotráfico: US$60 millones al año.

2| Narcotráfico
En la actualidad, 60% del total del narcotráfico en Colombia está en manos de las Farc. Según Daniel Mejía, director del Centro de Estudios sobre Seguridad y Drogas de la Universidad de los Andes, al año ese grupo ilegal percibe utilidades netas de US$1 billón por cuenta del tráfico de drogas. Así las cosas, si se firma un acuerdo de paz con esa guerrilla, quienes estarían llamados a continuar con el negocio serían sus mismos miembros, quienes controlan buena parte de los cultivos.

Esa actividad ilegal se da fundamentalmente en cinco regiones: Pacífico, donde hay alrededor de 25.000 hectáreas cundidas de siembras ilegales; región central (15.000 hectáreas); Meta y Guaviare (8.000 hectáreas); Putumayo y Caquetá (7.000) y la Orinoquia (3.000 hectáreas). ¿Se acabará entonces el narcotráfico de la noche a la mañana si se firma la paz?

3| Minería ilegal
En un extenso informe, la Defensoría del Pueblo señala que la minería tradicional de hecho está presente en 44% de los municipios del país y que, al mismo tiempo, representa 30% del total de las explotaciones mineras. Esta actividad –advierte el mismo documento–, es ejercida en zonas con poca presencia del Estado. Y allí los grupos armados ilegales, Farc, Paramilitares y Bacrim sacan provecho para financiar sus operaciones ilegales.

Por mencionar tan solo un ejemplo, la explotación aurífera de hecho en el municipio de Ataco, Tolima, le genera a la guerrilla ingresos diarios de $120 millones, según la Sexta Brigada del Ejército. La historia se repite con el carbón, el coltan, las esmeraldas, etc. Eso quiere decir que las organizaciones al margen de la ley que hoy se lucran con ese multimillonario negocio, difícilmente estarían dispuestas a renunciar a él, pese a llegar a un acuerdo de paz.

4|Minas antipersonales
¿Podrá vivir Colombia dentro de un ambiente de paz verdadera cuando en la actualidad hay sembradas más de 15 millones de minas antipersonales en buena parte del territorio nacional? Seguramente no. Pero lo más preocupante es que desmontar dichos artefactos cuesta una millonada. A juicio de la Escuela Integral Canina para el Desminado (Esicde), remover una sola mina vale entre 211 y 725 euros. Una inversión que debería hacerse sin escatimar esfuerzos, pues a junio de 2011 esta práctica había dejado 9.397 víctimas.

Y, aunque desde 2004 hasta hoy, el Departamento Administrativo de la Presidencia (DAPR) ha invertido $18.031 millones para desmontar las minas, el camino por recorrer aún luce largo. Sobre todo si se tiene en cuenta que en al menos 64% de los municipios hay este tipo de elementos.

El deseo del país es terminar el conflicto con las Farc. Pero si se cristaliza, ¿se podrá hablar de una verdadera etapa de paz?.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×