| 2/20/2014 10:00:00 AM

‘Another problem’

El lío externo de Colombia no es el TLC con EE.UU. El país tiene hoy billonarios huecos comerciales con países como México y Alemania, a los que les ‘giramos’, en total, cada año más de US$5.000 millones netos.

Las cifras sobre balanza comercial de 2013 dejaron varias sorpresas. La primera de ellas: el país volvió a evidenciar déficits importantes con varias economías, que al parecer no están en el radar de alertas.

Los ejemplos abundan. Al ya tradicional hueco comercial con China, que alcanzó los US$4.739 millones, se le suma ahora el enorme desbalance con México que llegó a los US$4.436 millones. Sorprende también el déficit con Alemania, que llegó a una cifra récord superior a US$1.339 millones.

Los datos del año pasado fueron matizados por una caída general de la actividad comercial de Colombia con el mundo, pues mientras las exportaciones cayeron 2,2%, las importaciones subieron 0,5%, así que en el agregado Colombia perdió terreno de manera acelerada.

Nadie puede discutir el hecho cierto de que el país está enfrentando dificultades con varios socios importantes. El caso de México es preocupante, pues en la última década el déficit se multiplicó por 10; es decir, un crecimiento anual promedio de 37%. La razón principal es la llegada masiva de carros fabricados en ese país, sin arancel.

El panorama es similar con otras economías: con Alemania el déficit se multiplicó por 4; con China, por 7 y con Brasil se duplicó. Con Canadá el desbalance ya llegó al récord de US$542 millones y con Japón ya va por encima de los US$1.000 millones.

Paradójicamente, el único país con el que Colombia ha venido mostrando un superávit creciente e importante es Estados Unidos. El superávit con ese mercado en 2011 redondeó los US$9.000 millones, en 2012, cayó a US$8.200 millones y el año pasado llegó a US$2.777 millones. Sin embargo, la tendencia es a la baja.

Cabe destacar el grupo denominado “resto de países”, donde el superávit pasó de los US$6.700 millones. Allí se destacan las mayores ventas a Estonia, que variaron el año pasado 453% y superaron los US$1.700 millones. Otros crecimientos destacados son los de las ventas colombianas a Rumania, Francia, Bolivia, Dinamarca, Bulgaria, Chipre y Bélgica.

A pesar de estos resultados, es claro que el enorme déficit asociado al comercio con México, China y otros países abre un interrogante: el hueco de divisas con los países con los que somos deficitarios es superior a los US$13.000 millones.

El ministro de Comercio, Santiago Rojas, y su equipo de trabajo deben mirar con lupa el comportamiento de estos mercados, pues la vulnerabilidad es enorme.

Contrario a lo que muchos piensan, el problema central no ha sido el TLC con Estados Unidos, pues el balance con ese país sigue siendo positivo. Por el contrario, el síntoma crítico está por el lado del crecimiento de las importaciones desde otros mercados que también cuentan con ingreso preferencial al mercado gringo. En pocas palabras, en territorio norteamericano estamos ganando la pelea, pero la estamos perdiendo con México y China. Esa es una batalla que todavía nos falta dar. Las alarmas están encendidas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?