| 2/20/2014 5:00:00 AM

“Hay que poner a pagar impuestos a más gente”

El presidente de la Andi, Bruce Mac Master, cree que la próxima reforma tributaria no debe recaer sobre las mismas 3.500 empresas de siempre y rechaza de plano gravar los dividendos. Se alegra por la devaluación del peso pero le preocupa la volatilidad internacional.

Después de dos años de malos resultados para la industria colombiana, 2014 arrancó con nuevos bríos y un panorama alentador. La devaluación –que tiene al dólar por encima de los $2.000–, la expectativa de un crecimiento de la economía colombiana por encima de 4,5% y la recuperación de Estados Unidos generan un nuevo aire.

Bruce Mac Master, quien el próximo 26 de febrero cumplirá tres meses en la Presidencia de la Andi, cree que este será un buen año para la industria. Pero le preocupa la estigmatización de que viene siendo objeto el sector privado y que una eventual reforma tributaria recaiga sobre los mismos empresarios que siempre han pagado sus impuestos. Dinero conversó con Mac Master sobre los principales temas de la agenda económica.

¿Cómo arrancó 2014?

Este debería ser un buen año en términos de la economía total. Creo que se va a cumplir el famoso crecimiento potencial de 4,5%. Entre los industriales hay optimismo por este año e, incluso, cuando sacamos la encuesta empresarial hasta noviembre, muchos decían que ven un crecimiento en términos nominales de 7,5% que en términos reales son 4,3%

¿Cómo les ayuda la devaluación?

Es un respiro. Ojalá permita que la industria se recupere, porque lleva dos años muy malos y uno no puede decir que el año pasado fue menos malo que el anterior, porque se registró un decrecimiento sobre el decrecimiento de 2012. Me han preguntado si esto implica que se van a encarecer los créditos y yo digo sí, a los empresarios y a todo el mundo, y eso debe asumirse como un porcentaje de los costos. Pero lo cierto, es un oxígeno que necesitaba la industria.

¿Qué tan duradero será el dólar por encima de $2.000?

La sensación de volatilidad continúa y la tendencia no está clara. Todo el mundo se pregunta cuánto durará pero nadie sabe eso. Además, la sensación de volatilidad hace que todo el mundo tenga cautela. Hay que tratar de monetizar al máximo dólares en estos días. En eso está la gente, pero ello no necesariamente le da competitividad.

¿Qué le preocupa en materia empresarial?

Colombia debe tener mucho cuidado de no estigmatizar más al sector privado. Inclusive, para algunos es rentable desde el punto de vista político atacar al sector privado, y cada vez se ve más, tanto en el Congreso como en otras esferas. La gente se alegra, por ejemplo, si se producen unas multas muy grandes por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio, o si se cierran instalaciones de logística de alguien en particular. Hay que tener cuidado con esto, al sector privado hay que cuidarlo porque, si no, estamos matando a la gallina de los huevos de oro.

¿Qué opina de una nueva reforma tributaria?

Depende de cuál tributaria se haga, y de qué se esté hablando. Si lo que se busca es gravar a las mismas 3.500 empresas que vienen gravando, que son por cierto todas las de la Andi, me parece injusto. Creo que tenemos que poner a pagar impuestos a más gente y a más empresas. En Colombia supuestamente las que producen son cerca de 320.000 empresas, por eso, es importante que cualquier cosa que se haga –tributaria o no–, no sea cargarle la mano a las mismas empresas de siempre.

¿Gravar o no gravar dividendos?

No me gusta porque es un desincentivo muy fuerte a la inversión. Además, es una forma de volver a castigar a las mismas 3.500 personas que están pagando. Creo que el país debería elaborar, como lo ha sugerido el director de la Dian, un Gini de equidad tributaria para ver qué tan recargados están los impuestos en unas cuantas empresas.

¿La Andi sigue siendo gobiernista?

Es un comentario injusto que se le ha hecho al gremio porque siempre ha tenido la política de trabajar con el gobierno. Lo primero que tengo que decir es que la Andi no es la oposición y no puede serlo; se opondrá a cosas en las que haya un fuerte desacuerdo, y si tengo que decirlo lo haré claramente. Pero no es nuestra tarea estar criticando al Gobierno sino lograr que las cosas pasen, y estas pasan solo en trabajo conjunto.

Pero, ¿es mejor estar cerca o lejos del Gobierno?

Usualmente uno trabaja bien con alguien con quien no se está dando puños. Seguramente en el pasado ha habido gobiernos más o menos amigos de la Andi, pero yo veo esta tarea como distinta, porque el gremio no está para apoyar al Gobierno sino para trabajar por el desarrollo social del país.

¿Qué opina de las críticas de que la Andi está sobredimensionada?

Hace más de una década la Andi decidió convertirse en una asociación de empresarios, no solo de industriales. Por eso hubo una expansión y hoy representa también a los mineros, BPO, abogados, petróleos, servicios, farmacéuticas y demás. He oído comentarios acerca de que dentro de la Andi hay muchos conflictos, y yo diría que sí, que pueden existir pero son los mismos conflictos del mercado. No se puede es pretender que el gremio evite que esto suceda, porque no es un árbitro y cada uno tiene la responsabilidad con su compañía de lograr el mejor resultado. Lo que sí hace la Andi es defender intereses comunes de la gente que está sentada en la asociación.

¿En qué consiste el Plan de Direccionamiento Estratégico?

Lanzamos 15 iniciativas con escenarios en los que nos encontramos con el Gobierno para buscar acuerdos y soluciones. Hicimos propuestas formales que fueron aprobadas por estas 15 instituciones, entre ellas Minjusticia, Hacienda y Dian, Ambiente, Interior, Comercio, Minsalud, Mineducación, Mindefensa, MinTic, Min Transporte, Trabajo y con la Superintendencia de Industria y Comercio. ¿Cómo y qué mejorar? Decidimos hacer una agenda manejable con las autoridades en las que se acuerda con cada funcionario del gobierno desarrollar tres, cuatro o cinco desafíos clave y buscar cómo trabajarlos y cómo apoyar el desarrollo. En el 99% de los casos la gente atribuye a falta de infraestructura, educación, logística, energía y tramitología, pero hay otros temas que aquí se trabajarán para lograr el mejor resultado para todos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?