| 10/17/2014 10:30:00 AM

El plan Vallejo

Los ajustes a las licencias ambientales son apenas uno de los temas clave para el ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo. Están por venir definiciones trascendentales. Estas son algunas de ellas.

Aunque la atención se la han llevado los ajustes a las licencias ambientales, en la agenda del Ministerio de Ambiente, que encabeza Gabriel Vallejo, hay en discusión temas tanto o más complejos que este. Estos son, hoy por hoy, los más importantes.

Las licencias

Apenas llegó al Ministerio, Gabriel Vallejo empezó a trabajar en ajustes a los procesos de las licencias ambientales. Las críticas llovieron por lo que se denominó ‘licencias exprés’. Hace apenas dos semanas el Ministerio anunció los cambios en el decreto 2820 para agilizar estos procesos. Si bien los tiempos se mantuvieron y, según el ministro Vallejo no se va a perder el rigor técnico en los procesos de licencias, el mayor reto tiene que ver con la transformación de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) y del Ministerio para lograr las eficiencias internas en los trámites que ha anunciado el Gobierno y el seguimiento que se hará a las licencias que se otorguen. Muchas de las críticas que ha recibido el Gobierno tienen que ver con que no hay instituciones fuertes para hacer realidad los cambios planteados en el decreto. Al cierre de esta edición, el Ministerio seguía analizando los ajustes internos que se deberían hacer en sus áreas para garantizar las eficiencias y seguimientos.

Los páramos

La delimitación del parámo de Santurbán servirá de guía para colocar los límites a los otros 32 páramos del país. “Mi visión es ecológica, pero con sentido social. La decisión no se puede tomar sin solucionar el problema de la gente: allí tenemos el segundo productor de cebolla del país, hay paperos, gente que siembra mora y agraz; personas que tienen ganado”, dice Vallejo.

En el caso de la minería hay varios inconvenientes. Por una parte, qué va a pasar con las personas que, teniendo títulos mineros, queden eventualmente en áreas protegidas. Una de las posibilidades es que muchas de esas personas interpongan demandas. En ese sentido, el Gobierno elevó ante el Consejo de Estado una consulta técnico-jurídica para determinar en qué escenarios se podrá mover. Y, por otra, está el tema de la minería ilegal. Una vez se delimiten los páramos, la gran pregunta es quién los va a cuidar. Si bien el Ministerio de Defensa podría destinar hombres para ese efecto, no podrían ser de carácter permanente. Solo a Santurbán entran semanalmente en las noches 150 personas para explotar minas ilegalmente

La Ocde

El área ambiental es estratégica para el acceso de Colombia a la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (Ocde): 35% de los más de 250 requerimientos que ha hecho este organismo están en el Ministerio de Ambiente. Las reglamentaciones se volverán más exigentes y una de las implicaciones, por ejemplo, podría reflejarse en un aumento de multas.

Río Bogotá

Con el anuncio del Consejo de Estado respecto de recuperar el río Bogotá, cuyas inversiones ascenderían a $6 billones, el Ministerio inició un trabajo de articulación y designó un gerente que se encargará de esta prioridad. Se trata de Ricardo González, quien tendrá que engranar más de 130 áreas para lograr avanzar en la recuperación del río. Ya hay más de $2 billones asignados y la Corporación Autónoma Regional (CAR) va a sacar a licitación dos proyectos para el manejo de residuos por un valor cercano a US$400 millones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?