| 10/2/2013 6:00:00 PM

La ve negra

La mayor ofensiva fiscalizadora en la historia del país la adelanta por estos días la Agencia Nacional Minera. Los resultados preliminares son más que preocupantes. 87% de los títulos analizados incumple alguna norma.

Un ejército de 700 inspectores de la Agencia Nacional Minera (ANM) se dio a la tarea de iniciar el más ambicioso plan de fiscalización de títulos mineros en la historia del país. La idea era realizar un diagnóstico detallado en las áreas: jurídica, ambiental y contributiva de los 9.043 títulos o licencias mineras aprobados hasta hoy en el país y que se encuentran en la fase de explotación.

Los resultados, conocidos en exclusiva por Dinero, revelan una situación que muchos en el país anticipaban pero que nadie había analizado en detalle. El balance preliminar, que registra una revisión a 93% de los títulos, fue divulgado en la pasada Feria Minera de Medellín y encendió las alarmas del sector pues 87% de los contratos, unos 7.854 títulos, incumplen las normas establecidas o presentan inconsistencias en su documentación.

Lo que resulta más preocupante es que 63% de esos títulos inspeccionados ya estarían haciendo méritos para declararles la caducidad de los contratos. No obstante, la ANM explicó que la idea en este primer ejercicio de inspección es corregir los errores o inconsistencias pero, si persisten los inconvenientes, se pasará a intervenir los contratos en una segunda visita.

Los departamentos del país en donde el promedio de inconsistencias es más alto son Cundinamarca, Tolima y Risaralda. Allí cada título presenta, en promedio, cuatro o más hallazgos.

Al revisar un poco más en detalle los resultados, se encontró que 37% de los títulos inspeccionados presentan algún tipo de inconsistencia con los aportes que debe hacer al Estado en materia de regalías. 26% registra similar condición con el pago de las contraprestaciones y otro 25% algún tipo de hallazgo con asuntos ambientales.

“El cambio que estamos haciendo en fiscalización es histórico. De 140 inspectores, pasamos a 700, eso nos obligó a multiplicar el presupuesto de $6.000 millones a $150.000 millones”, asegura Ángela María Farah, gerente de seguimiento de la ANM.

Los resultados ya se empiezan a percibir. El recaudo por contraprestación se duplicó en el último año al pasar de $12.000 millones en 2012 a $25.000 millones en lo corrido de este año. Con el inspector tocando la puerta también se prevé que mejoren las condiciones laborales de los trabajadores. El trabajo infantil será otro de los hallazgos de los que se hablará en los próximos meses.

La ANM también fortaleció su presencia regional. De 7 sedes pasó a 11, incluida una nueva oficina en el Chocó donde no se tenía sede alguna, a pesar de que se trata de un departamento minero.

Dentro de los hechos curiosos se puede contar que el programa de control incluyó a grandes empresas, incluso multinacionales,. Algunas de ellas enfrentaron la visita de la ANM con un pool de hasta 15 abogados, una situación bien manejada por la Agencia que contó con la asesoría de Bureau Veritas y HCG.

Este plan de fiscalización, que será presentado en los próximos días al país por el ministro de Minas, Amylkar Acosta, es el primer paso para mejorar las condiciones en las minas del país. La idea central, antes de cerrar minas, es demostrar que es posible tener una minería responsable en el país y un suelo explotado como debe ser.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?