| 3/17/2016 12:00:00 AM

La mipymes impulsan la generación de empleo en Colombia

En enero pasado, casi 18 millones de personas tenían empleo en este segmento empresarial del sector productivo del país. Sin embargo, el gremio que las reúne denuncia que más de la mitad de los recursos destinados a la nómina se van para costos no laborales.

Las micro, pequeñas y medianas empresas son las mayores creadoras de puestos de trabajos del país. Según la Asociación Colombiana de Pequeñas y Medianas Industrias (Acopi), con base en cifras del Dane, estas son responsables de 80,80% del empleo nacional. En enero pasado, este segmento del sector productivo contaba con 17’940.024 personas con algún tipo de vinculación laboral.

Según las estadísticas oficiales, a comienzo del año las microempresas tenían 11’168.109 empleados, equivalente a 50,30% del total nacional. Por su parte, las pequeñas empresas contaban con 3’907.728 trabajadores (17,60%) y las medianas con 2’864.187 colaboradores (12,90%). Por su parte, las grandes tenían 4’262.976 de plazas copadas (19,20%).

En Colombia, las Pymes constituyen la principal fuente de generación de empleo y son parte fundamental del sistema económico, estimulan la economía y tienen una gran responsabilidad social al intervenir en la disminución de las situaciones de pobreza, subempleo y desempleo”, explica Zuray Andrea Melgarejo, profesora de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia.

Pese a dicho aporte y a ser protagonista de primer orden en el proceso de caída del desempleo nacional que en varios meses, desde 2013 hasta finales de 2015 se ubicó en un dígito, las mipymes han visto recortar sus nóminas por cuenta de un entorno internacional de caída en los precios de los commodities, cuyo impacto ha afectado las finanzas y el crecimiento económico del país.

La Gran Encuesta Pyme, realizada por Anif, revela que, en el segundo semestre de 2015, 19% de las Pymes del sector industrial redujo su planta de personal. Respecto al mismo periodo de 2014, cuando fue de 14%, se produjo una disminución de cinco puntos porcentuales. En este segmento, 57% de las empresas mantuvo el personal y 24% lo aumentó.

En el sector comercio, 16% de las micro, pequeñas y medianas empresas del país disminuyó el personal, mientras que en el segundo semestre de 2014 esta participación fue de 10%. Entre tanto, 59% de estas unidades productivas mantuvo el número de trabajadores y 25% lo incrementó.

Por último, en servicios, mientras en el segundo semestre de 2015, 18% lo disminuyó, entre julio y diciembre de 2014 este grupo correspondió a 11% del total sectorial. Entre tanto, 59% mantuvo su planta estable y 23% la incrementó.

Sobrecostos operativos

En la actualidad, en medio de un contexto de crecimiento del desempleo, las Mipymes pueden convertirse en una fuerza vital que puede contribuir a sostener la estantería del crecimiento y del mercado laboral del país. Sin embargo, el entorno no les permite operar bajo condiciones de normalidad y hacer valer ese protagonismo.

“Más de 50% de las Microempresas desarrollan sus actividades en la informalidad, resultado que se deriva de lo costoso que es para ellas realizar sus actividades formalmente. Un estudio nuestro sobre los Costos no Salariales en Colombia, pos Ley 1607 de 2012, demostró que estas deben cancelar 53% de la nómina en estos costos, siendo 49% directos y, aproximadamente, 3,9% indirectos”, asegura Rosmery Quintero, presidente nacional de Acopi.

Además, según explica la dirigente gremial, a las Mipymes la generación de empleo formal las obliga a contratar asesores y consultores, lo que constituye un rubro adicional que ocasiona más erogaciones. “Les reportan algunos sobrecostos que se cargan al valor de dicha nómina, los cuales alcanzar a ser de 56,4% para las microempresas, 53,3% para las pequeñas y de 52,6% para las medianas, mientras que para la Gran Empresa el 52,6%”, agrega Quintero.

En medio de la búsqueda de soluciones para contener la crisis que afecta al país y que se replica en el resto de América Latina y el Caribe, las Mipymes se convierten en Colombia en una opción de primer orden para sostener la promesa presidencial de generación de más puestos de trabajo.

Repaso a la actividad económica

De acuerdo con la Gran Encuesta Pyme, las empresas del sector industrial que más generaron puestos de trabajo fueron las textileras y las de edición e impresión. En contraste, el segmento más perjudicado correspondió a las de cuero, calzado y marroquinería.

En el comercio, las Pymes en las que se presentó más creación de empleo fueron las de ferretería, cerrajería y productos de vidrio, excepto pintura en establecimientos, con cerca de 20%. Otras actividades económicas activas en este campo fueron: productos ‘farmacéuticos y perfumería’ y ‘alimentos y bebidas’.Por último, en servicios, las Mipymes más dinámicas en crear plazas de trabajo directas fueron las ubicadas en los rubros de asesoramiento empresarial y actividades de arquitectura e ingeniería. Por su parte, hoteles y restaurantes fueron los de menor generación.En cuanto a los trabajos indirectos, entre las empresas que más abrieron plazas de trabajo fueron las ubicadas en los rubros de actividades de arquitectura e ingeniería, asesoramiento empresarial e informática.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?