| 3/16/2016 12:30:00 AM

Bajos índices de lectura limitan la competitividad de industria editorial

Factores como el bajo porcentaje de lectura de los colombianos, así como la piratería y la competencia que supone el internet, está limitando el crecimiento y la competitividad de la industria editorial criolla.

El índice de lectura de los colombianos es de solo 1,7 libros por año, un porcentaje que contrasta con la cifra de países europeos como España en donde esta cifra llega a 10.

Esta situación, en palabras del presidente de la Cámara Colombiana del Libro, Enrique González, afecta los principales indicadores de una industria emergente que mueve unos $900.000 millones al año.

Pese a los enormes desafíos en materia de difusión de la cultura, González destacó los avances que ha tenido el país en los últimos cien años, dado que hasta principios del siglo XX solo el 10% de la población sabía escribir y leer.

González también resaltó una entrevista concedida a Dinero que, a pesar de que el sector editorial colombiano es “pequeño” frente a los referentes mundiales, es uno de los más “organizados” en el segmento de las industrias culturales a nivel local.

El directivo reconoció que otro de los desafíos es el fenómeno de la piratería, razón por la cual prevén fomentar distintos programas para facilitar el acceso a los contenidos originales en todas las esferas de la sociedad.  

“En Colombia hemos logrado condenas por piratería en papel, pero ya buscaremos hacerlo con los contenidos digitales. Hay que proteger al autor”, argumentó Enrique González, al relatar la experiencia de éxito en otros mercados.

La estrategia es simple, llevar las ediciones más recientes que se exhiben en las librerías del país a las bibliotecas públicas, para así democratizar el acceso y enamorar a los más jóvenes con el universo de las letras.

La FILBO prende motores

Enrique González participó en la presentación de la versión número 29 de la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FILBO), la cual celebrará entre el 19 de abril y el 2 de mayo próximo en Corferias.

Durante el evento, realizado en el centro de Bogotá con la participación de distintos actores de la industria editorial del país, los encargados de la feria confirmaron que Ecopetrol dejará de ser el patrocinador oficial luego de cinco años de estar al lado del evento.

La Secretaría Distrital de Cultura, Recreación y Deporte pasará a asumir ese rol y, a través de la Alcaldía, participará con una inversión cercana a los $700 millones, según lo declaró González en una conversación con este medio.

La FILBO, para la cual se invirtieron unos $2.500 millones en la ejecución de las distintas actividades, contará con la participación del Reino de los Países Bajos como país invitado de Honor.

Ese territorio europeo envolverá a la capital colombiana con la magia de los tulipanes, la gastronomía y de la fascinante historia de Ana Frank, símbolo de la resistencia judía en la Segunda Guerra Mundial.

Este escenario, según lo explicó el cuerpo diplomático de esa nación europea, servirá de plataforma para afianzar las relaciones entre ambos países, así como para compartir experiencias de paz de cara a un posible escenario de posconflicto en Colombia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?