| 10/27/2016 12:00:00 AM

La apretada agenda de Lizcano, el presidente del Congreso

El presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, considera que el cierre de esta legislatura será uno de los más movidos de los últimos años. Estos son sus planes.

El Congreso de Colombia va a terminar siendo el escenario en donde se resolverán los dos más importantes asuntos de la actualidad colombiana: la reforma tributaria y, muy probablemente, los acuerdos entre el Gobierno y las Farc.

De esto es consciente el presidente del Legislativo, Mauricio Lizcano, quien considera que, justamente por esta razón, el ambiente político en el Congreso va a estar más caldeado que nunca.

Las pruebas ácidas se han venido dando. Primero fue la ley de licores, pues, a pesar de que salió adelante en el Congreso y que está lista para la conciliación parlamentaria y la sanción presidencial, fue necesario un enorme esfuerzo para mantener las mayorías y aprobar el proyecto.

Luego vino el Presupuesto General de la Nación de 2017, que quedó aprobado en medio de un agitado debate. La tensión política se generó porque los miembros de la Cámara de Representantes aprobaron la ley con modificaciones como una autorización al Presidente para incluir una partida presupuestal que permitiera la nivelación salarial de los empleados del Congreso.

Lea también: Congreso aprobó facultad de nivelación de salarios a sus funcionarios

Esa medida debía haber sido discutida en una comisión de conciliación, pues se esperaba que fuera negada en el Senado. Sin embargo, la Cámara de Representantes no convocó a sesiones para el jueves 20 de octubre y como ese día era el último plazo para ser aprobado el Presupuesto, entonces era impracticable hacer una conciliación. Por eso, el Senado tuvo que aprobar a regañadientes todas las modificaciones enviadas desde la Cámara de Representantes.

Si esto ha sido así con dos proyectos sobre los cuales no se esperaba mayor problema, hay que anticipar debates más ácidos por cuenta de temas tan sensibles como los impuestos y el proceso de paz.

Por eso, Lizcano ya empezó a moverse con el fin de sacar avante la apretada agenda, pues el tiempo se acaba. Destaca que con lo del proceso de paz, si se concreta un acuerdo entre todas las partes, el Congreso será el escenario natural para sacar adelante las leyes y actos legislativos necesarios para concretar la paz en el país. “Si sale lo de paz, eso va a terminar en el Congreso. La Corte Constitucional no dijo que el Congreso quedaba atado a los resultados del Plebiscito”, explicó.

El problema es que a Lizcano y a todos los senadores y representantes les quedan no más de 40 días de trabajo legislativo, pues las sesiones terminan el 16 de diciembre.

“Al final pasa lo mismo que con la tributaria: si se da el acuerdo, es necesario aprobar varios proyectos claves, pero en poco tiempo. Si eso no se resuelve en la primera semana de noviembre, se podría decir que este año no hay nada”, aseguró, para dar a entender los límites de tiempo con los que cuenta el Gobierno en el frente de la paz.

La economía

Lo que se va a llevar buena parte del tiempo del Legislativo en este mes y medio que falta de sesiones ordinarias es la aprobación de los proyectos de ley de reforma tributaria y Presupuesto Bienal de Regalías, dice el presidente del Congreso.

Lea también: Así se repartiría la inversión de regalías en los próximos dos años

Todos estos temas se deben sumar, según Lizcano, a los procesos de elección del Procurador General y varios magistrados, tanto de la Corte Constitucional como del Consejo Superior de la Judicatura.

“Además, tenemos que tramitar como 20 tratados internacionales, desde el TLC con Israel, hasta temas de la Ocde y la Otan, entre otros, que estaban represados”, explicó. Esto muestra que la agenda estará apretada, lo que se suma al hervidero político originado por el proceso de paz. Por eso insiste en que ve muy complicado el ambiente político y que es necesario ponerse a trabajar desde ahora en el tema.

“No conozco un gobierno que haya presentado una reforma en el tercer año de mandato”, explica para señalar cómo es de particular la tarea legislativa que actualmente se adelanta.

Reforma consensuada

Respecto de la reforma tributaria que finalmente radicó el Gobierno en el Legislativo, aseguró que buscará reunirse con representantes empresariales para escuchar sus observaciones sobre el contenido del articulado.

Por ahora tiene encuentros garantizados con los representantes de las empresas productoras de bebidas azucaradas que han venido manifestando su preocupación por la aplicación de un impuesto a estos productos.

Además, tendrá reuniones con los representantes de las empresas antioqueñas y realizará encuentros con otros empresarios todos los miércoles y jueves durante el tiempo que tome el debate legislativo.

Aseguró que la tributaria va a dar entre $7,5 billones y $8 billones y que el Congreso no puede exagerar con la carga tributaria, pues esto podría significar un golpe para la economía en general en 2017.

“¿Cómo son los tiempos de la tributaria? Después de presentada, el 15 de noviembre debería quedar aprobada en comisiones y el 15 de diciembre en plenarias, para que el 16 se pueda hacer la conciliación”, explicó.

El otro proyecto clave, como ya se mencionó, es el del Presupuesto Bienal de Regalías. Esta norma implica un monto de regalías para los próximos dos años de aproximadamente $11 billones, un recorte superior a 30% frente al proyecto anterior. Esta norma ratifica que la situación del país es vulnerable y que el futuro económico colombiano está en manos, en buena medida, del Congreso de la República. El debate será álgido ya que son muchos los departamentos y municipios que entraron en crisis, pues la mayor parte de sus ingresos provenían de la bonanza petrolera.

La tributaria, los proyectos de paz, el presupuesto de las regalías y los procesos de elección de Procurador y magistrados marcarán el cierre legislativo de 2016, uno de los años más agitados en materia política.

Por el tipo de temas que incluye la agenda y por la trascendencia de las medidas que deben ser adoptadas, queda claro que en este cierre del periodo legislativo podría quedar resuelto el futuro, no solo económico, sino de todo el país. Lizcano tiene la palabra.

Lea también: Todo lo que debe saber sobre la reforma tributaria 2016

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 533

PORTADA

¿En qué invertir en Colombia en 2018?

Un alza moderada del PIB sería buena para los inversionistas. Elecciones, gran incógnita. Criptomonedas, solo para arriesgados. acciones, la recomendación de los expertos.