Dinero.com Revista Dinero

Luis Guillermo Vélez, Superintendente de Sociedades.

| 12/12/2012 6:00:00 PM

¿Impedido?

Luis Guillermo Vélez, superintendente de Sociedades y encargado de la reorganización del Grupo InterBolsa, tenía cercanía con algunos de los implicados en el escándalo. ¿Debería declararse impedido?

Tomás Jaramillo, Juan Carlos Ortiz y Luis David Peña han sonado por cuenta del escándalo de InterBolsa: el primero es el hijo del dueño, el segundo fue socio principal de la comisionista y el tercero es directivo de Forefront, firma que fue allanada dentro de la investigación.

Todos tenían una amplia red de contactos y con muchas personas tenían trato social. Uno de ellos es el actual superintendente de Sociedades, Luis Guillermo Vélez. El asunto no tendría nada de raro de no ser porque la Supersociedades debe promover la reorganización de la Holding InterBolsa; esto es, evaluar la viabilidad del conglomerado, facilitar la negociación con los acreedores y, de no haber otra salida, liquidarlo.

Hay tres evidencias de esos contactos sociales: Vélez asistió a unos cumpleaños de Juan Carlos Ortiz en 2008 (ver foto), tenía el mismo círculo de amigos de Tomás Jaramillo y entre sus contactos de Facebook está Luis David Peña. ¿Cuál es la relación del Superintendente con ellos? ¿Significa algún tipo de impedimento?

El funcionario respondió a Dinero todas las inquietudes. Primero, ratifica que sí asistió a la celebración del cumpleaños de Juan Carlos Ortiz el 26 de julio de 2008. Pero dijo que lo hizo al igual que cientos de personas que iban a las famosas fiestas de máscaras que organizaba Ortiz. “Con él no tengo ninguna relación distinta a esta relación social”, explica.

Sobre Jaramillo, resalta que el inversionista paisa es vecino de un amigo íntimo suyo; por eso se encuentran en los eventos sociales que organiza este último. Además, su esposa, Carmiña Villegas, es cercana a la esposa de Jaramillo, Mariluz Ruano.

Vélez insistió en que no tiene ninguna relación laboral, financiera o de negocios con ellos, fuera de esporádicos encuentros sociales.

Sobre Luis David Peña, quien aparece entre sus contactos de Facebook, asegura que no tiene amistad ni cercanía. “En los últimos cinco años, lo he visto una vez. Soy amigo del hermano de él, quien trabaja con José Miguel Sokoloff en su agencia de publicidad. Tengo 454 amigos en Facebook y hace dos años no actualizo mi cuenta”.

Vélez cree que en ninguno de estos casos hay razones legales para declararse impedido. Primero, porque la vigilancia, el control y los procedimientos de insolvencia adelantados están a cargo de una superintendencia delegada; señala que él no tiene que tomar decisiones específicas sobre los procesos. “El que toma las decisiones sustantivas es un superintendente delegado, que es independiente y la única instancia”, explicó.

Destaca que el marco de impedimentos para los jueces es el más estricto; en el caso de InterBolsa, la Superintendencia juega un rol de juez. Vélez explica que un juez se declara impedido cuando tiene una “amistad íntima o entrañable” con alguno de los involucrados en el proceso; ratificó que con ninguno de ellos tiene ese tipo de amistad.

Para Vélez, los funcionarios no pueden declararse impedidos por todo, pues eso impone obstáculos a la administración pública: si alguien se declara impedido, y no tiene razón jurídica, puede terminar investigado por la Procuraduría.

Estas relaciones pueden generar interrogantes. Se necesita abordarlos y aclararlos, porque el de InterBolsa es sin duda uno de los procesos de intervención más complejos de los últimos años.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×