| 2/16/2017 12:00:00 AM

¿Colombia afronta una crisis de mano de obra calificada?

Los empresarios se siguen quejando por la escasez de mano de obra calificada. Muchos proyectos de expansión industrial enfrentan este problema. ¿Qué está pasando?

Desde hace varios años algunos sectores industriales como los textiles, las confecciones, la agroindustria, las manufacturas de cuero y el calzado y hasta el sector automotor vienen enfrentando una seria dificultad: escasez de mano de obra calificada. El problema es simple pero no por ello menos preocupante.

El presidente de la Asociación Colombiana de Empresarios (Andi), Bruce Mac Master, reconoce el fenómeno y explica que “por muchos años hemos hablado desde la Andi de la pertinencia de la educación; es necesario preparar a las personas en cosas para las que puedan conseguir puesto y dar valor agregado. Es una tarea que tenemos por hacer”, asegura.

En su opinión, el sistema educativo nacional está altamente concentrado en profesiones ‘ultratradicionales’ como el derecho, la contaduría, la medicina y los administradores de empresas.

Lo invitamos a leer: Casio, la historia de perseverancia y superación de un grande de la tecnología

Lo que estamos necesitando es más tecnólogos, capacitados en algunos oficios y así, probablemente, nos va a pasar como en Europa, donde los profesionales a menudo ganan menos dinero que los tecnólogos”, señaló.

Un análisis de la consultora Michael Page señala que los sectores que más rotación laboral tienen son retail, consumo masivo, servicios financieros y manufactura.

Los factores que han motivado esta situación son diversos. Por un lado, hay actividades de servicios que se han vuelto atractivos para las personas que buscan empleo, pues buena parte de las nuevas generaciones no quiere estar en el sector manufacturero y cada día es mayor el número de jóvenes que se dedica a desarrollar proyectos de emprendimiento.

A esto se suma la mayor facilidad para acceder a información gratuita en internet, el Sena se ha fortalecido y las personas aprenden a aprovechar más las redes sociales.

“Es un cambio generacional. Anteriormente las personas tenían la mentalidad de emplearse, hoy los jóvenes piensan diferente, además ya no tienen hijos tan temprano, lo que hace que no tengan mayores responsabilidades que los obliguen a vincularse a una empresa de forma permanente”, dice Daniel Mesa, gerente comercial de Contacto Textil.

Le podría interesra leer: "Si nunca fallaste en un proyecto fue porque nunca fuiste al límite”: Vicepresidente de Dell

Juan David Rodríguez, gerente de Expofaro (empresa que produce en el país los jeans marca Levi’s), considera que un buen porcentaje de los jóvenes ha migrado a otras actividades, principalmente relacionadas con el tema tecnológico. Precisamente, una encuesta realizada por Michael Page ratifica el dinamismo que se genera en la búsqueda de personas para las áreas de tecnología de la información (TI).

Esta demanda, según Daniel Camacho, manager IT & E-Commerce de esta firma de reclutamiento, se refleja en que más de 25% de las grandes empresas adelantan procesos de cambio que están relacionados con la evolución de los modelos de negocio tradicionales a digitales. Esto requerirá profesionales con nuevas competencias y habilidades.

No es solo plata

Pero como si esto fuera poco, el único motivador de las nuevas generaciones ya no es el dinero; los jóvenes hoy quieren otras cosas. Es un tema de motivación, de pasión, es clave el salario emocional y lo que más valoran es la calidad del tiempo.

Por esta razón, los empresarios no deben ser inferiores a este reto, pues deben entender que esa estructura se modificó y que es hora de ‘cambiar el chip’.

Carlos Eduardo Botero, director de Inexmoda, señala que las empresas deben hacer el esfuerzo de contratar de forma permanente, porque de lo contrario será difícil encontrarle salida a la “crisis” que genera la escasez de mano de obra. La contratación por temporadas ha sido la constante en algunos sectores.

También puede interesarle: Colombiana está entre los 5 emprendedores más destacados de América Latina

“Este es un tema estructural. Si queremos que la mano de obra vuelva a interesarse por sectores como el textil-confección es importante que la política de contratación sea todo el año. No se puede seguir sacando a la gente cuando se terminan las temporadas, porque las personas necesitan comer todo el año, pagar colegios, servicios y alimentos”, dice Botero. Para el directivo, es necesario generar sistemas de fidelización.

Dada la problemática en este sector, el Sena está invirtiendo $35.000 millones adicionales a los $33.000 millones de presupuesto regular para formar 100.000 colombianos para emplearlos en las empresas textiles y confeccionistas.

Con el crecimiento de la inversión, la entidad ha incrementado no solo las certificaciones, sino el número de personas tituladas, la formación complementaria y, por ende, el número de empleados.

Lea también: Empresas tradicionales: llegó la hora de desprenderse del pasado o desaparecer

Otro sector con dificultades es el de calzado, cuero y sus manufacturas. Luis Gustavo Flórez, presidente de Acicam, señala que el gremio trabaja de forma conjunta con el Sena en un proceso de certificación de la mano de obra, lo que ha permitido atraer más profesionales al sector.

“Buscamos hacer más atractiva esta industria y estamos tratando de armonizar los ciclos de compra y venta con el fin de darles permanencia a los colaboradores y de esta forma evitar la fuga de personal calificado”, dice Flórez.

En el sector automotor las cosas no son diferentes. Si bien en los últimos dos años no se ha registrado el mejor desempeño, los empresarios sí esperan que muestre síntomas de recuperación en el corto tiempo.

Oliverio García, presidente de la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores (Andemos), cree que en los próximos meses esta industria se recuperará y, previendo esto, la Asociación decidió crear una bolsa de trabajo con miras a conseguir gente e iniciar un proceso de capacitación que le permita tener personal con el conocimiento necesario para garantizar la mano de obra.

Lo invitamos a leer: Fujifilm, el gigante de la tecnología que sobrevivió a la transición digital

García dice que esta actividad industrial y comercial tiene una necesidad orgánica y también de cambios de la tecnología, que demanda conocimientos diferentes.

Lo que queda claro con este panorama es que los esfuerzos deben hacerse de forma conjunta, entre la academia, las empresas y el gobierno, a través de entidades como el Sena, se pueden unir esfuerzos en pro de encontrarle solución al problema. Así que es hora de ponerse a trabajar.

El papel de RR.HH.

Los empresarios coinciden en que los departamentos de gestión humana están llamados a jugar un papel muy importante en los procesos de retención de talento en aquellos sectores que no resultan tan atractivos para los nuevos trabajadores. De su trabajo dependerá buena parte de las fórmulas que les permitan a las organizaciones superar esta coyuntura y hacer atractivo el trabajo para aquellas personas que consideran que los sectores industriales no son una buena oportunidad para crecer y formarse profesionalmente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.